Descartan ilegalidad en recetas electrónicas de medicamentos

Competencia sugiere que médico alerte a paciente que puede apelar al papel
La Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia, un órgano desconcentrado que depende del Ministerio de Economía y Finanzas, desestimó una denuncia que elevó el Centro de Farmacias del Uruguay, que había cuestionado el régimen de recetas electrónicas de medicamentos que emiten los sociedades médicas Cosem y Asociación Española, informó ayer a El Observador el comisionado de ese organismo, Javier Gomensoro.

La denuncia, que en su momento había elevado la gremial que agrupa a las farmacias de barrio ante la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia, consideraba anticompetitiva la conducta de las mutualistas Cosem y Asociación Española que a través de sus profesionales médicos prescriben las recetas de medicamentos en formato electrónico.

Ese documento, imprescindible para el retiro de los medicamentos, quedaba habilitado únicamente para las farmacias de la Española y Cosem, lo que impedía que esos medicamentos pudieran ser adquiridos en otra farmacia de conveniencia o cercanía para el paciente. El Centro de Farmacias del Uruguay argumentó en su denuncia que esa práctica era anticompetitiva porque al consumidor se lo estaba "induciendo" a ir a comprar el medicamento a una farmacia en particular y no en la de su preferencia.
Basada en esos argumentos, la Comisión de la Competencia analizó la normativa vigente y el respaldo legal que tienen las instituciones médicas para habilitar ese canal para la comercialización de
medicamentos.

En ese sentido, el comisionado Gomensoro explicó que hay una ley y un decreto que habilita la emisión de la receta electrónica, en línea con la reforma que está en marcha para la historia clínica en ese formato para todo el sistema de salud.

No obstante, el jerarca indicó que la norma también establece que el paciente podrá tener la posibilidad de solicitar la receta en formato papel.Por ese motivo, el fallo que emitió la Comisión el pasado viernes descartó que fuera ilegal la conducta de emitir recetas electrónicas para medicamentos por parte de Cosem y Asociación Española. Sin embargo, formuló una recomendación en el entendido de que el paciente tiene una relación con la entidad mutual y el médico en particular que de "alguna forma lo induce a actuar de determinada manera".

"Lo que hicimos fue emitir una recomendación para que las instituciones de salud privada (mutualistas o emergencias móviles), como el propio Ministerio de Salud, den la prerrogativa al paciente de elegir su lugar para comprar el medicamento", explicó Gomensoro. Lo que se busca es que el usuario tenga la posibilidad de escoger "libremente" la farmacia que le sea más conveniente.

El jerarca dijo que este tipo de sugerencias apunta a que el consumidor "pueda estar más informado", algo que es de vital importancia para transparentar el funcionamiento de un mercado.Gomensoro citó un caso similar que resolvió la Comisión de la Competencia hace un tiempo ante una consulta que elevó el Banco Central por el funcionamiento de la casa de cambio del aeropuerto de Carrasco, por las cotizaciones de las monedas tanto para la compra como la venta que están bastante alejadas del resto de los cambios privados de la plaza financiera local.

Sin embargo, desde el punto de vista legal no hubo objeciones porque Puertas del Sur tiene en su concesión la potestad de ofrecer ese servicio a un único prestador. Además, Gomensoro señaló que el transporte desde el aeropuerto puede pagarse con otras monedas –como dólares o euros–, por lo que el viajero no está forzado a realizar la transacción en el cambio de la terminal.

Acerca del autor