Descartan proyecto original de la regasificadora y esperan por Shell

La multinacional busca cerrar acuerdos de venta de gas en Argentina
Gas Sayago (empresa conformada por UTE y ANCAP) dio por concluido el proyecto original de la regasificadora y ahora espera que Shell confirme si llevará adelante un emprendimiento de menores características. La multinacional negocia con posibles compradores de gas en Argentina, mientras evalúa la viabilidad del negocio.

El viernes pasado, Gas Sayago (responsable de poner en marcha el proyecto de regasificación en Puntas de Sayago) comunicó a cuatro empresas internacionales que se habían mostrado interesadas en montar la planta que daba por culminado en forma definitiva el proceso de construcción, según informó El País este miércoles.

Gas Sayago añadió que se entendió pertinente realizar algunos cambios al proyecto de regasificación para que se volviera viable desde el punto de vista económico.
En la carta –a la que accedió El Observador– se indicó que "dichos cambios implican una modificación de las bases y los fundamentos (de la convocatoria que se les había efectuado a las empresas constructores) de entidad suficiente como para que su continuación sea compatible con el nuevo esquema comercial y jurídico". Además, Gas Sayago comunicó que devolvería la garantía de US$ 10 millones que cada una de las empresas había colocado.

El director de Gas Sayago, Walter Sosa, informó a El Observador que el plazo vigente para tomar una decisión sobre la construcción de la planta regasificadora vence el 15 de junio. Y por eso se tomó la resolución de cancelar el proyecto original.

"Lo que está claro es que no podemos seguir adelante con las mismas características originales cuando no sabemos si ese sería el camino correcto para Shell", explicó Sosa.
La intención de la compañía es producir un volumen de gas menor a 10 millones de metros cúbicos al día como estaba previsto inicialmente.

El jerarca informó que la multinacional está tratando de cerrar acuerdos con posibles compradores de gas en Argentina, destino donde se colocaría la mayor parte de la producción de la regasificadora.
Agregó que Argentina busca expandir su parque generador de energía y algunas de las nuevas plantas que armará necesitarán gas. "En ese sentido están interesados en lo que pueda suministrar Uruguay", dijo Sosa.

En este momento, la única posibilidad es que Shell se haga cargo del proyecto de regasificación en Puntas de Sayago. La alternativa es que la compañía se haga cargo de la venta de gas en Argentina y también en Uruguay.

"Eso es lo que está como posibilidad, no podemos decir que efectivamente va a ser así o que no", sostuvo el jerarca.

El proyecto –calificado de un hito durante la administración de José Mujica– está parado desde febrero de 2015. "La voluntad del gobierno es continuar el proyecto, no es que terminó", señaló Sosa.