Descubren cómo funciona la comunicación neuronal

El descubrimiento permite avanzar en la investigación de enfermedades como el Alzheimer o la esquizofrenia
Un estudio realizado por un grupo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos y publicado por la revista científica Nature, descubrió el funcionamiento preciso de la comunicación neuronal.

La sinapsis entre neurona y neurona esconde una dinámica que hasta ahora era desconocida. Se trata de 100 trillones de neuronas de un tamaño minúsculo que funcionan enlazadas pero a su vez son independientes y están unidas con una precisión tal que les permite transmitir señales de mayor o menor intensidad entre células.

La tecnología utilizada para encontrar el secreto detrás de este funcionamiento fue una técnica innovadora de imagen que permite encontrar y seguir el movimiento de las moléculas de proteína de a una, en una única sinapsis en células vivas.

Lo más llamativo de sus hallazgos fue un patrón dentro de la neurotransmisión que es específico del proceso. Thomas Blanpied, el líder de este proyecto, lo explicó: "Estamos viendo cosas que nunca se han visto antes. Esto representa totalmente una nueva área de investigación. Durante muchos años, hemos tenido una lista de los muchos tipos de moléculas que se encuentran en las sinapsis, pero eso no nos llevó muy lejos en la comprensión de cómo estas moléculas encajan entre sí, o cómo el proceso realmente funciona estructuralmente. Ahora por el uso de imágenes de una sola molécula, por fin hemos sido capaces de revelar la estructura arquitectónica del núcleo de la sinapsis".

Los expertos descubrieron que en cada sinapsis, las proteínas clave se organizan de forma muy precisa mediante el espacio entre células: "Las neuronas realizan un trabajo más efectivo de lo que imaginábamos. Las proteínas en dos neuronas diferentes están alineadas con una precisión increíble, casi formando una columna que se extiende entre las dos células. Esta proximidad optimiza la potencia de la transmisión y también sugiere nuevas formas en las que esta transmisión puede ser modificada", explica Blanpied.

Este tipo de hallazgo permite avanzar en el campo de la comunicación intracerebral en enfermedades psiquiátricas y neurológicas, como la depresión, la esquizofrenia o el Alzheimer y descubrir cómo esta sinapsis deja de funcionar.