Desde el MSP se asegura que caso grave de dengue "evoluciona bien"

El ministro Basso dijo que la mujer se encuentra "estable" y que se esperan más casos durante la temporada
Embed

La tercera persona diagnosticada con dengue autóctono, que se encuentra internada en cuidados intensivos, está "evolucionando bien", afirmó a la prensa el ministro de Salud Pública, Jorge Basso luego del Consejo de Ministros en Paysandú. La mujer es de la zona de Pocitos y un familiar que vive con ella también está internado con síntomas de dengue, pero con complicaciones por enfermedades crónicas.

Una muestra de sangre de la mujer, que tiene 41 años, fue enviada a la Facultad de Ciendias para conocer por qué la enfermedad evolucionó de forma diferente que en los otros casos.

El ministro destacó que es muy probable que con el fin de las vacaciones ingresen al país nuevos casos de dengue importado, muchos de ellos asintomáticos. "Eso es un problema importante para poder investigar formas de investigarlos lo más rápido posible", afirmó.

"La responsabilidad de cada uno de nosotros es imprescindible. Estamos trabajando fuertemente con los intendentes, directores departamentales de salud, IMM para contener los casos que estamos viendo. Tenemos más casos importados. Es la evolución propia que afecta al país", dijo.

Los nuevos casos

Basso, afirmó este domingo que hay un brote de dengue autóctono en Pocitos, Malvín Norte y La Unión. En la mañana de este lunes la directora de Salud de la Intendencia de Montevideo, Analice Berón, confirmó a radio Sarandí que se había detectado un cuarto caso autóctono en Pocitos.

Según dijo, se trata de un hombre adulto mayor que se encuentra "estable" pero que, dada su edad, podría presentar complicaciones al sumarse a los síntomas de otras enfermedades que la persona ya presenta.

Más tarde, en declaraciones a En Perspectiva, la jerarca indicó que este caso está vinculado a alguno de los anteriores y que "era previsible y esperable" que surgiera una situación así.

Aclaró que, en principio, la fumigación va a ser solo en los barrios donde se detectaron los casos. Explicó además que en la zona donde hay cementerios aumentó la presencia del mosquito porque las personas volvieron a colocar agua en las jardineras en lugar de arena.

Desde enero, se constataron unos 206 casos sospechosos de dengue que son analizados por el Ministerio de Salud Pública. "En mayor o menor todos los barrios lo tienen", dijo Berón en referencia al Aedes aegypti.

El tercer caso también fue detectado en ese barrio, muy cerca de la casa donde se confirmó el primero. El ministro informó en conferencia de prensa que se trata de una mujer de 41 años.

La diferencia con los dos primeros es que en el tercer caso la mujer está internada grave en cuidados intensivos de una mutualista. Basso dijo que la enfermedad evolucionó rápidamente y que, por ese motivo, su estado es delicado. A pesar de que se cree que los casos graves de dengue son producidos en personas que ya tuvieron la enfermedad, el tercer caso autóctono de Uruguay nunca tuvo la patología.

Si bien en la Unión no hubo ningún caso, el segundo confirmado fue en el límite entre ese barrio y Malvín Norte.

A raíz del brote, el MSP coordinará con las direcciones departamentales de Salud que se ponga en funcionamiento un plan de contingencia que ya tienen preparado.

Un brote implica que se detecten dos o más casos de una enfermedad en una misma zona, en un período casi idéntico de tiempo.

El ministro explicó que el plan implica que frente a un caso sospechoso, es decir si alguien se presenta con síntomas, se realice un monitoreo."(Los pacientes) en su gran mayoría pueden permanecer en su domicilio, evitando traslados innecesarios. Si aparece alguna manifestación de gravedad eso determina la internación correspondiente a los efectos de tomar las medidas que sean necesarias", dijo Basso.

"(Los pacientes) en su gran mayoría pueden permanecer en su domicilio, evitando traslados innecesarios. Si aparece alguna manifestación de gravedad eso determina la internación correspondiente a los efectos de tomar las medidas que sean necesarias", dijo Basso.

Los principales síntomas de la enfermedad son fiebre, dolores de cabeza, ojos, articulares y musculares, náuseas, vómitos y sarpullidos. Se consideran síntomas graves a dolores abdominales intensos, vómitos reiterados, dificultad para respirar y sangrados.

Fumigación y prevención

La cartera fumigará la zona donde están dos de los tres casos, pero pese a esa medida, Basso insistió en que es la población la que debe evitar que las larvas de los mosquitos transmisores de la enfermedad (Aedes aegypti) nazcan, dando vuelta todos los recipientes que puedan tener agua estancada. La fumigación solamente funciona para los mosquitos adultos.

Como un hecho preocupante, las autoridades remarcaron que en cada inspección que realizaron en esos barrios se encontraron larvas del mosquito transmisor.

El uso de insecticidas y repelentes previenen que los mosquitos transmisores de la enfermedad piquen, pero no evita que aparezcan nuevos. Por ese motivo, de nuevo la principal forma de evitar que haya más casos de dengue autóctono en el país es que el insecto no se reproduzca.

La cartera de Salud quiere evitar que las puertas de emergencia se saturen, por lo que solicita a la población que llamen a las emergencias desde sus casas para ser atendidos en su domicilio.

Los tres casos de dengue autóctono detectados en el país deben ser reconfirmados en Puerto Rico ya que, al tratarse de los primeros, se necesita de una verificación a nivel internacional.

El ministro Basso informó que desde el 1º de enero hay 206 casos sospechosos de dengue en el país. Esa cifra triplica a la de igual período del año pasado. En tanto, hay ocho casos de dengue importado en lo que va del año, mientras que en todo 2015, hubo 13.

Desaconsejan el uso en niños del repelente recomendado por MSP

Uno de los repelentes recomendados por el Ministerio de Salud Pública (MSP) por contener 25% de DEET –la sustancia más efectiva contra el mosquito transmisor del dengue– no está aconsejado para ser utilizado por menores de 12 años.

Se trata del aerosol de la marca Off de color verde, que se promociona por el fabricante para ser utilizado durante períodos extensos al aire libre. Ese fue el que se exhibió como el más efectivo en una conferencia de prensa dada días atrás por las autoridades sanitarias, aunque cualquier repelente con DEET es eficiente.

La subdirectora general de la Salud, Raquel Rosa, dijo a la prensa que hasta los 12 años, la concentración de DEET no puede superar 15%. Entre los 6 meses y 2 años de edad, el repelente con hasta 15% de esa sustancia solo se puede administrar una vez al día, mientras que hasta los 12, es aconsejable hacerlo máximo tres veces en un día.

Rosa destacó que son los adultos quienes deben administrar el repelente a los menores y evitar el contacto con ojos, labios y narinas. No se puede utilizar en piel con lastimaduras o que esté irritada.

Cualquier presentación de repelente que contenga DEET es efectiva. Si se prefiere en aerosol, no se puede colocar directamente en la cara. Primero se rocía en las manos que, una vez aplicado, deben lavarse con agua y jabón.

Los repelentes no pueden contener concentraciones de DEET mayores a 30%.A menor cantidad de DEET, más veces se debe reiterar su aplicación. En el caso del de 30%, puede ser usado cada 8 horas en mayores de 12 años.

Recomendaciones para su uso

Si es la primera vez que se utiliza repelente, debe primero aplicarse una pequeña proporción en el antebrazo y esperar unos minutos para ver cuál es la reacción. En caso de que esa zona de la piel se irrite, quitarlo inmediatamente. De lo contrario, colocarlo en el resto de las zonas del cuerpo que están expuestas.

El repelente se puede utilizar con protector solar. Primero se debe colocar el factor y luego el repelente. Sumado al repelente, en la medida de lo posible, utilizar remeras de algodón de manga larga y pantalones, para evitar que brazos y piernas estén expuestas y con más chances de ser picadas por un mosquito.


Populares de la sección