Desempleo alcanzó en julio su mayor nivel en más de ocho años

El 8,6% de los trabajadores activos no encontraron un puesto en el último mes

Luego de meses de estabilización, los principales indicadores del mercado de trabajo mostraron signos de desmejora en julio, cuando el desempleo alcanzó su mayor tasa en más de ocho años. Esto ocurrió en un contexto en el cual la economía uruguaya continuó reduciendo el número de empleos disponibles y los uruguayos desocupados presentan menos exigencias en su búsqueda de un puesto.

Después de dos meses consecutivos de caída, en el séptimo mes del año la tasa de desempleo registró un fuerte empuje y se ubicó en 8,6% de la población económicamente activa, de acuerdo con los datos que divulgó el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta suba provocó el mayor nivel de desocupación desde enero de 2008.

En igual mes del año pasado, la cantidad de personas que buscaron sin éxito un puesto de trabajo alcanzó al 7% de la población activa, mientras que el dato puntual de junio de este año fue de 7,5%.

Si se dejan a un lado los efectos estacionales y la volatilidad estadística del dato puntual de cada mes y se analiza la tendencia de mediano plazo –a través del análisis del promedio del año móvil finalizados en cada mes–, se observa un incremento de la desocupación (ver gráficas).

En el promedio de los 12 meses finalizados en julio, el número de uruguayos desocupados se incrementó aproximadamente en 16.600 personas, según los cálculos de la Unidad de Análisis Económico de El Observador. De esa manera, alcanzó un total de 141.900 personas en busca de empleo (ver nota del editor).

El incremento de la desocupación ocurrió principalmente debido a una reducción en el número de empleos disponibles. Mientras que en julio del año pasado el 59,1% de los uruguayos mayores de 14 años tenían una fuente laboral, en igual período de 2016 ese registro tuvo una caída de más de un punto, a 57,8%.

Por otro lado, si se observa el nivel de ocupación en el promedio de los últimos 12 meses, en julio se registró el nivel más bajo desde febrero de 2010. De todos modos, la pérdida de empleo no llegó a reflejarse por completo en el indicador de desocupación debido a que hubo uruguayos que se retiraron del mercado laboral.

De esta forma, la tasa de actividad pasó de 63,5% a 63,2% entre julio de 2015 y el de este año.

Hacia fin de año los analistas privados consultados por la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador esperan un mercado laboral con caída en la tasa de ocupación y mayor desempleo.

La mediana de los consultados que respondieron al sondeo de agosto proyectó una tasa de empleo para el último trimestre del año de 57,6% –por debajo del dato de 59,2% en los últimos tres meses de 2015–. Los expertos prevén que el desempleo cierre en igual período en 8,3%, cuatro décimas de puntos porcentuales más que en igual período del año pasado.

Condiciones de empleo

El deterioro en el mercado laboral determinó que las exigencias de un trabajador para conseguir empleo sean menores.

En el mes de referencia, más de la mitad del total de los uruguayos que se encontraba sin empleo (64%) no exigían ninguna condición específica para comenzar a trabajar, mientras que en julio de 2015 los desempleados que no tenían exigencias representaban 62,4% del total.

En tanto, en el período relevado, 5% de los desocupados buscaron un empleo de baja carga horaria cuando un año atrás lo había hecho el 7,2%.

A su vez, cuando en julio del año pasado el 4,3% de los desempleados se encontraba en esta condición por no encontrar un horario adecuado de trabajo, en igual mes de 2016 esa exigencia limitó solamente a 2,6% de los desocupados.


Nota del editor: La presente publicación fue modificada para rectificar un error. Al hacer referencia al número de desempleados y su evolución, se mencionaban los datos que surgen de la comparación del dato mensual de julio con igual mes del año anterior y no los promedios en 12 meses como señala la nota.



Populares de la sección