Desempleo llegó a 9% en marzo y alcanzó su mayor nivel en 10 años

En el primer trimestre del año se perdieron en promedio 20.100 puestos de trabajo

El nuevo deterioro de los indicadores laborales en el primer trimestre del año muestra que la economía uruguaya sigue sin responder al desafío de recuperar los puestos de trabajo perdidos en los últimos años.

Por primera vez en casi una década, la tasa de desempleo volvió en marzo al 9% de la población económicamente activa y eso llevó a que se perdieran 20.100 puestos en el promedio del primer trimestre del año con relación a igual período de 2016.

En diálogo con El Observador, el economista de Vixion Consultores, Aldo Lema sostuvo que el dato de marzo era esperable "porque la reaceleración de los salarios reales anticipaba dificultad en la creación de empleos, a pesar de la reactivación económica".

Además, indicó que la caída del empleo en el primer trimestre del año con un crecimiento de la economía de aproximadamente 3% constituye "un mal dato". Según Lema, esto tiende a confirmar que la reactivación de la economía va ser con una evolución del empleo "muy pobre".

Para el economista, un dato "más preocupante" es que el alza del desempleo ocurre en forma simultánea con una caída de la tasa de actividad –la suma del número de uruguayos ocupados y de los que buscan activamente un empleo–.

"La tasa de desempleo del primer trimestre no fue mayor por esta menor tasa de actividad (63% promedio trimestral) que en comparación con el primer trimestre de 2014 es dos puntos inferior", afirmó Lema. Ese fue el mejor año reciente en términos de fortaleza general del mercado laboral.

Qué dicen los números

Los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran un incremento del número de desocupados y una caída en el empleo, tanto en comparación con febrero como en la evaluación interanual.

La tasa de desempleo se ubicó en 9% en marzo, con un incremento de ocho décimas respecto a febrero y de un punto en comparación con marzo del año pasado.

De esa manera, la desocupación cerró en 8,5% el promedio del primer trimestre del año, en comparación con el 7,5% del último cuarto de 2016 y los registros de 7,9% del período enero-marzo del año pasado.

El aumento de la desocupación se debió principalmente al recorte en el número de puestos de trabajo, aunque también se vio impulsado por una mayor cantidad de uruguayos que buscaron activamente un empleo.

Mientras que en marzo de 2016 los niveles de ocupación alcanzaban a 59,4% de la población en edad de trabajar, un año después cayeron a 58%. Si se compara el promedio del primer trimestre con igual período del año anterior, hubo 20.100 ocupados menos.

Recuperación "asimétrica"

En diálogo con El Observador, el economista de CPA Ferrere Germán Deagosto sostuvo que los datos de marzo vuelven a pautar un deterioro del mercado laboral, tanto en términos mensuales como interanuales. Por otro lado, puntualizó que en tendencia, la continuidad del deterioro del mercado laboral contrasta con la mejora del panorama macroeconómico en el último año.

Lo que preocupa a buena parte de los analistas, empresarios y también a integrantes del gobierno es que los sectores de actividad con mayores dificultades son precisamente los de mayor volumen de empleo, como la construcción y la industria. Los sectores de actividad más vigorosos, en cambio, se caracterizan por requerir menor cantidad de mano de obra, y eso juega contra los niveles de empleo. En este sentido, Deagosto indicó que si bien hay una reactivación de la actividad en los últimos dos trimestres, el mercado laboral continúa destruyendo empleos. La explicación de lo anterior tiene que ver con la asimetría de la recuperación económica, que no es generalizada entre los distintos sectores de actividad.

A modo de ejemplo, cerca del 70% del crecimiento del 2016 estuvo explicado por Telecomunicaciones, que tiene un menor impacto en términos de empleos que otros sectores.


Populares de la sección