Después de Aylan, otros 423 niños murieron

Pasaron 365 días y 423 niños muertos desde Aylan, pero pocos han sido los cambios que han hecho los gobiernos para hacer frente a la crisis de refugiados
A un año de la muerte de Aylan

Este viernes se cumple un año de la muerte de Aylan Kurdi, el pequeño de tres años que fue encontrado muerto en una playa de Turquía, luego de que el bote en el que viajaba junto a sus padres y su hermano, naufragara. Desde el momento en que se hizo pública la imagen de su cuerpo, que conmovió al mundo entero, han muerto ahogados al menos 423 niños en el Mediterráneo, según la ONG Save the Children.

Según el relato de Abdulá Kurdi, el padre de Aylan, la familia había pagado 4.000 euros a los traficantes para que organizaran la travesía a Kos, en la que embarcaron en un bote con otras nueve personas desde la zona del balneario turco de Bodrum, según afirma EFE. Su madre y su hermano de 5 años tampoco lograron sobrevivir.

Con motivo del trágico aniversario, Save the Children lanzó 423 globos de color rojo frente al Congreso de los Diputados en España como recordatorio de todos los niños que han muerto ahogados en el mar Mediterráneo en el último año, según sostiene el Huffington Post de España. A su vez, señala que la ONG ha exhortado por escrito a los grupos políticos a que se comprometan a proteger a los niños refugiados, promoviendo vías seguras y legales para que puedan llegar a Europa.

Según un comunicado de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ANCUR), desde la muerte de Ailan han muerto o desaparecieron 4.176 personas en el Mediterráneo, lo que equivale a un promedio de 11 hombres, mujeres y niños muertos cada día durante el último año.

ANCUR anuncia que "en los primeros ocho meses de 2016, unas 281.740 personas realizaron la peligrosa travesía por mar hasta Europa. El número de refugiados y migrantes que han llegado a Grecia ha descendido drásticamente de 67.000 llegadas en enero a 3.437 en agosto, tras la implementación del acuerdo EU-Turquía y el cierre de la llamada ruta de los Balcanes".

Según ANCUR "las cifras resaltan la necesidad urgente de que los Estados incrementen las vías para la admisión de refugiados, como el reasentamiento, el patrocinio privado, la reunificación familiar o los programas de becas para estudiantes, entre otros motivos, para que los refugiados no tengan que recurrir los traficantes de personas y embarcarse en peligrosos viajes".

La foto del cuerpo de Aylan sobre la costa recorrió el mundo y se transformó en ícono de la crisis de refugiados. Luego de esto fueron muchos los homenajes que recibió el pequeño y su familia en todo el mundo, pero la actitud de la mayoría de los gobiernos no cambió con respecto a esta crisis que azota al mundo entero.


Populares de la sección