Después de cuatro años de odisea, hoy se habilita el corredor General Flores

Compieza a funcionar un carril central para ómnibus: el trayecto abarca 3 kilómetros

La Intendencia de Montevideo (IMM) habilitó este viernes el corredor General Flores, después de más de cuatro años de obras. Con la experiencia previa del corredor Garzón, que tuvo complicaciones y errores de todo tipo y que no cumplió con sus objetivos de reducir los tiempos de viaje de los vehículos, la comuna prefirió que esta obra quedara en funcionamiento sin realizar mayores anuncios. De hecho, no habrá una inauguración oficial como podría esperarse de una obra de ese porte.

A diferencia del corredor Garzón -que tiene 6 kilómetros de extensión-, en el caso de General Flores se intervinieron tres kilómetros del recorrido, en un tramo que va desde Propios hasta Aparicio Saravia. Otra de las diferencias que hubo con la obra precedente fue que en este caso no fue necesario cortar el tránsito durante el tiempo que demoró la construcción, dado que se trabajó sobre el cantero central para convertirlo en una tercera vía de circulación.

Por el carril central irán los ómnibus -11 líneas urbanas y 7 suburbanas- mientras que por los carriles laterales, contiguo a las veredas, circulará el resto del tránsito.

Corredor General Flores

La Intendencia de Montevideo espera que unos 25 mil pasajeros por día usen los ómnibus en este tramo de la ciudad.

La meta de la obra fue desde un principio que se mejoraran los tiempos de circulación, aunque con la experiencia del corredor Garzón -donde eso no sucedió- llevó a que la intervención tuviera que repensarse sobre la marcha. Eso llevó a que la obra estuviera detenida durante cuatro meses y otros tantos en que los avances eran más paulatinos de lo esperable.

“Realizaremos mediciones los primeros días posteriores a la puesta en funcionamiento del corredor y vamos a tener más mediciones que nos darán las estimaciones sobre cuánto es el ahorro de tiempo en el recorrido”, indicó la directora de Movilidad de la IMM, Beatriz Tabacco.

Corredor General Flores

El proceso

La obra empezó a realizarse durante la administración de la intendenta Ana Olivera, en marzo de 2012. En ese momento el entonces director de Movilidad, Gerardo Urse, había señalado que se trabajarían sobre 8 kilómetros de la avenida, que la obra duraría 18 meses y que el costo total sería de entre US$ 12 y US$ 15 millones. Pero al final nada de eso sucedió. Al poco tiempo de haber inaugurado Garzón, la intendenta decidió removerlo del cargo.

La obra, financiada en parte con fondos del BID y otra parte con recursos de la comuna, tuvo que suspenderse al poco tiempo de haberse iniciado, a raíz de los primeros resultados que estaba arrojando el corredor Garzón, los cuales, lejos de mejorar el tiempo de recorrido de los ómnibus, lo había empeorado.

De ese modo, la IMM se tomó cuatro meses para repensar la obra en General Flores. Al retomarla, los avances fueron más lento de lo esperado ya que se iba rediseñando el plan sobre la marcha y eso llevó a que incluso hubiera que romper algunas partes de la construcción y volver a hacerlas.

A un año de instalado el gobierno del intendente Daniel Martínez, el jefe comunal reconoció que no hubiese hecho esas obras -ni Garzón, ni General Flores, y tampoco el intercambiador Belloni, que aún no está inaugurado-, por considerar que había otras prioridades en la ciudad.

Sin embargo, la comuna espera que con la obra de General Flores ya inaugurada, el tiempo de recorrido mejore y reduzca algunos minutos de viaje.


Populares de la sección