Destacan inicio de escenario más favorable para materias primas

Uruguay sigue caro en dólares; economía puede mejorar en 2017
En los últimos meses se está configurando un escenario internacional un poco más favorable, luego que en el período 2013/2015 –con posterioridad a los 10 años de bonanza económica– los precios de las materias primas se ajustaron a la baja, el dólar se fortaleció y los mercados financieros estaban muy preocupados por la posible suba de tasas de interés en EEUU.

Ese fue el mensaje principal que transmitió el director de la consultora Deloitte, economista Pablo Rosselli, al abrir ayer el ciclo de conferencias del congreso de los 50 años de la Federación Uruguaya de grupos CREA (Fucrea), actividad que concluirá hoy en la Sociedad Criolla Elías Regules.
Rosselli explicó luego a El Observador que por suerte ese temor a la suba de tasas de interés en EEUU se ha moderado, y opinó que hay una expectativa de que "seguiremos teniendo dinero barato por mucho tiempo".

Advirtió que es razonable pensar que los precios de los commodities han hecho el ajuste que tenían que hacer y por lo tanto hay un panorama más favorable para las economías emergentes.

Con ese panorama, el experto manejó que la expectativa será mejor en 2017 para los dos países vecinos –Argentina y Brasil– y eso marca un contexto también mejor para Uruguay.

"Ello no quita que Uruguay tenga desafíos", porque el país ha quedado caro en dólares y al mismo tiempo "nuestra economía se muestra relativamente estancada con varios sectores en recesión", como el manufacturero, la construcción y el propio sector agropecuario, que tuvo una caída fuerte en su producción en los primeros meses de 2016 en comparación con el año anterior.

Sin embargo, Rosselli remarcó que la actividad económica tenderá a mejorar sobre la segunda mitad del año próximo, en la medida que Uruguay corrija algunos de los desequilibrios macroeconómicos que tiene hoy. El gobierno debe trabajar en reducir el déficit fiscal y además el país debe abaratarse en dólares porque ha quedado notoriamente más caro que otras economías de referencia, que son relevantes en la escena internacional.

Economista Rosselli sostuvo que la baja del dólar en el mundo fue sorpresiva
El conferencista admitió que la baja del dólar en el mundo ha sido sorpresiva. Explicó que en general los analistas hasta marzo pasado tendían a pensar que el mundo había ingresado a un ciclo de dólar fuerte. Sin embargo, hoy lo que se está viendo es que el valor del dólar en el mundo está en el promedio histórico.

En ese contexto hay que tener en cuenta que en los años previos a esa situación, cuando el mundo se abarataba en dólares, Uruguay lo hacía bastante menos. Por lo tanto, esta última caída del dólar que también ocurrió en Uruguay "nos sigue dejando tan caros como estábamos antes", sostuvo Rosselli. Pero hay una excepción importante referida a que el dólar en Brasil cayó mucho más, por lo que Uruguay sigue estando caro frente a Brasil, pero no tanto como lo estuvo unos meses atrás. Por lo que, dentro de la preocupación "por mejorar la competitividad, esa situación nos ayuda", afirmó el titular de Deloitte.

Durante su conferencia mencionó que hay empresas de la industria manufacturera que se encuentran en una fase recesiva, y explicó que un indicador de la producción industrial de Deloitte, que excluye la evolución de cuatro grandes empresas en Uruguay –la refinería de petróleo de ANCAP, las dos plantas de celulosa y la planta de Pepsico de Colonia– está mostrando una trayectoria de caída hasta los últimos datos disponibles a junio pasado.
"Eso es, a nuestro juicio, lo que demuestra que Uruguay está caro en dólares", concluyó Rosselli.


Acerca del autor