Desviación de poder

El abogado de Sendic dice que blancos cometieron una "burrada jurídica"
La investigación judicial por supuestos ilícitos cometidos en la gestión de ANCAP arrancó entre marchas y contramarchas. La polémica generada por la conformación del equipo de investigadores primero, y la presentación en el juzgado de un fallo del Tribunal de lo Contencioso Administrativo que asegura que el directorio de ANCAP presidido por Raúl Sendic cometió "desviación de poder" después, generaron rispideces a nivel judicial y político.

El TCA, máximo órgano de la Justicia Administrativa, resolvió por unanimidad de sus cinco miembros anular "el sumario con separación del cargo" que se le inició al contador Jorge Pérez, que había denunciado irregularidades en el control de la facturación de la división Pórtland de ANCAP. "Surge claramente que no solo no fueron investigados los hechos denunciados sino que se buscó separar al actor para de algún modo 'callarlo'", expresa el fallo del TCA.

El Partido Nacional, que junto a los demás partidos de la oposición había denunciado el 19 de abril una serie de actos en la gestión de ANCAP con apariencia delictiva, resolvió adjuntar a la denuncia el fallo del TCA por considerar que agregaba nuevos elementos a la causa. "Es una burrada jurídica llevar a la Justicia una sentencia del TCA que no está firme", dijo a El Observador el abogado Gúmer Pérez, que ejerce la defensa de Sendic junto al abogado Ignacio Durán.

Pérez explica que la ley 15.524 establece que los actores tienen 20 días perentorios para presentar un recurso de revisión del fallo ante el TCA. Tanto el contador Pérez como el directorio de ANCAP fueron notificados el 15 de agosto del fallo, por lo que aún no ha quedado firme ni es cosa juzgada, asegura el abogado.

El defensor del vicepresidente de la República considera además que es un error presentar un fallo que trata sobre un asunto que ya fue archivado por la Justicia de Crimen Organizado. El contador Pérez denunció en noviembre de 2012 ante la Justicia que la aprobación de los pagos a proveedores de la división Portland se realizaba "a ciegas", "sin ver las facturas". Luego de tres años de investigación y de indagar a tres gerentes, la jueza Adriana de los Santos archivó la causa en febrero de 2016, a pedido del fiscal Juan Gómez, quien aseguró en la solicitud de archivo que se trató de "un mero enfrentamiento entre funcionarios".

El fiscal agregó que "los hechos denunciados no son reclamados por figuras penales" porque "no se puede criminalizar las circunstancias de una relación laboral per se, sin el acaecimiento de hechos que evadan el mero enfrentamiento entre funcionarios, como en el caso, todos especializados y con formación universitaria completa".

"No es la justicia penal el ámbito para resolver las diferencias resaltadas en estos procedimientos, cuando por otra parte, conforme a sus propios dichos, el denunciante ha recurrido a la justicia administrativa en defensa de sus derechos", agregó el fiscal.

Sin embargo, a pesar de que los hechos denunciados por Pérez fueron investigados y archivados, el Partido Nacional informó que presentó el fallo del TCA en el juzgado que investiga la gestión de ANCAP. De todas maneras, el abogado Pérez desmintió al senador blanco Álvaro Delgado, quien informó en su cuenta de Twitter que el miércoles había agregado el fallo del TCA a la denuncia presentada en el juzgado especializado en Crimen Organizado. "El jueves fui al juzgado y no habían agregado nada", expresó Pérez.

El abogado también advierte que el lenguaje utilizado por los ministros del TCA es el habitual cuando se trata de anular un acto administrativo. En ese sentido, agrega Pérez, no merece consecuencias penales que se haya reconocido una "desviación de poder", porque la mayoría de las actos anulados son calificados como tales.

A la defensa jurídica de Sendic se sumó la política del senador Leonardo De León, que integra su sector, la Lista 711. "Lo único que surge a partir de esta sentencia del TCA es que se resuelve anular el acto administrativo por el cual se dispuso suspender al funcionario Jorge Pérez por 15 días", dijo De León a La República.

La "falacia" de Sendic

El fallo del TCA no solo asegura que el funcionario fue separado del cargo con la finalidad de ser silenciado, sino que cuestiona particularmente la reacción de Sendic en los medios de prensa.
"Cuando él me envió la carta, consulté al gerente de Pórtland, Juan Romero, y al gerente jurídico, y no encontré elementos para darle ningún crédito a lo que el funcionario estaba planteando", dijo Sendic a Brecha en una nota publicada el 24 de agosto de 2012. Pérez es "un tipo complicado, con una larga trayectoria de dificultades de reracionamiento con sus compañeros dentro de ANCAP", agregó Sendic.

El TCA expresa en su fallo que el vicepresidente incurrió en una "falacia". "Si era un funcionario 'complicado', aparentemente lo fue desde el inicio, por lo que no se comprende por qué recién se le inicia una investigación luego de que denunciara hechos irregulares que involucraran a jerarcas del ente y que dieran mérito hasta a declaraciones en la prensa del propio presidente del Directorio descalificando la denuncia porque el actor es 'problemático' incurriendo en un tipo de falacia muy usual que se conoce como argumento ad hominem", agregan los ministros del TCA.

En el fallo, los ministros citan testimonios de funcionarios de ANCAP que mencionan problemas generados por Pérez, pero otros hablan de que mantenía un "comportamiento normal". La investigación judicial por la gestión de ANCAP recién empieza.

Populares de la sección