DGI: médicos con "desfasajes" están reliquidando impuestos

El organismo había lanzado operativo que abarca a unos 300 profesionales
La Dirección General Impositiva (DGI) resolvió este año poner en marcha un operativo con el foco puesto en los servicios médicos. Se sospechaba de "inconsistencias" en el pago del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), había señalado el director general del fisco, Joaquín Serra, a El Observado a principios de agosto.

Inspectores de la DGI se trasladaron hasta 15 blocks quirúrgicos para solicitar la información de una cierta cantidad de actos médicos. El objetivo era detectar qué servicios prestados por los médicos dentro de una mutualista y que no están cubiertos por el prestador de salud (por lo cual el paciente debe abonarlo directamente al profesional), no estaban siendo facturados como corresponde. Ese ingreso directo del médico está gravado por IRPF.

El operativo permitió identificar a alrededor de 300 médicos con "desfasajes" en sus declaraciones de impuestos. "Están siendo citados por los equipos inspectivos y están, en la mayoría de los casos, reliquidando impuestos", explicó Serra ayer en el programa Quién es quién, emitido por Diamante FM y TNU.

Ante ese caso de evasión, cuando el impuesto se determina hay se debe pagar con un adicional de 20% por multa, más los recargos hasta el momento que la persona cancela su obligación, indicó el director general de la DGI.

Asimismo, Serra informó que una vez terminado ese control se evaluará si la información fue "útil" para determinar el impuesto. "Si lo fuera, posiblemente pediremos que las instituciones médicas nos den un anexo de la actividad en los blocks de profesionales que no tenga relación de dependencia", anunció.
Según el jerarca, "cuando el contribuyente percibe que hay una forma de control eficaz, generalmente los niveles de cumplimiento son mucho más altos".

Secreto bancario

Serra también se refirió al proyecto de ley a estudio del Parlamento que, entre otros, obliga a las instituciones financieras a informar anualmente a DGI los saldos acreditados en las cuentas bancarias de residentes y no residentes. El director general indicó que cualquier información que el fisco obtenga estará "amparada" por el secreto tributario, y que solo podría ser utilizada " a los efectos de la liquidación de impuestos".

La DGI contará con el saldo de las cuentas al 31 de diciembre de cada año, y los intereses que esa cuenta generó. "Si queremos tener el detalle de los movimientos (...) tendríamos que pedirle autorización al juez, para que el banco nos dé la información", añadió.

Por esto la DGI tendrá más información para buscar "los primeros indicios de evasión" en el IRPF y en el IRAE. "Pero una vez que lo obtengamos tendremos que demostrarle al juez que hay indicios suficientes como para poder ampliar la información", comentó. Por otro lado, informó que la recaudación de la DGI tuvo en el primer semestre un "pequeño crecimiento" de cerca de 1% real interanual.

Blanqueo argentino

Consultado en Quién es quién acerca del blanqueo que está llevando adelante el gobierno de Mauricio Macri en Argentina, Serra dijo que "las amnistías fiscales terminan siendo la peor manera de incentivar la evasión".
No es una medida "conveniente", dijo. "Cuando un contribuyente percibe que cada cuatro o cinco años hay amnistías, lo que hay que hacer es evadir, jugar la lotería de que no me agarren, no me agarraron, a los cinco años blanqueo", relató. Uruguay, agregó, hace "tiempo" que no aplica estos "criterios". "Me parece que está muy bien", opinó.

Populares de la sección