Día B reunirá a personas preocupadas por el medio ambiente

Varios speakers contarán su experiencia en el camino B con el fin de inspirar y ampliar la comunidad en Uruguay
El martes 8 de noviembre será el día en que los voceros de las empresas B, tendrán el momento y lugar para transmitir su experiencia en este camino. Por tercera vez se realiza el Día B, esta vez en la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de 9 am a 12:30 pm.

El propósito del Día B es dimensionar el movimiento global de estas empresas y comprender cómo están evolucionando el sistema económico y redefiniendo el sentido del éxito. La directora de Sistema B Uruguay y pionera del movimiento en el país, Giselle Della Mea, contó que el evento consiste en juntar a todas las personas preocupadas por temas ambientales.

La jornada contará con los siguientes speakers: Pedro Friedrich, Alejandor Malgor, Giselle Della Mea, Sebastián Figuerón y Javier Artigas. El objetivo, contó Della Mea, es inspirar a través de estas experiencias y a su vez, dejar la sensación de que toda empresa puede ser B.

"En principio se da el cambio de la persona para luego irradiarlo a su empresa. Ya no basta con hacer sólo Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Queremos que sea una jornada inspiradora donde se sepa que cualquiera puede transformarse en una empresa B y tomar un tema ambiental en su modelo de negocio", señaló Della Mea.

¿Qué es ser una empresa B?


Son 1900 las empresas certificadas por la ong Sistema B en el mundo. En Uruguay el movimiento llegó en el año 2014 de la mano de la empresa uruguaya 3Vectores, y desde ese momento se comenzó a conformar la comunidad local de empresas con impacto en la sustentabilidad. Las Empresas B son aquellas que redefinen el sentido del éxito empresarial, usando la fuerza del mercado para dar solución a problemas sociales y ambientales. Este nuevo tipo de empresa amplía el deber fiduciario de sus accionistas y gestores para incorporar intereses no financieros, cumpliendo un compromiso a generar impactos positivos socioambientales, operando con altos estándares de desempeño y transparencia.

Las Empresas B redefinen su propósito de manera vinculante, incorporando en sus estatutos intereses de largo plazo para todos sus públicos de interés. Además cumplen con rigurosos estándares de gestión y transparencia, que van mejorando continuamente.