Día histórico para Colombia: empezó el cese al fuego con las FARC

Llega después de 52 años de un conflicto que dejo 220.000 muertos
El esperado alto el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) comenzó a las cero horas de este lunes 29 de agosto .

El cese al fuego marca un hito en la historia de Colombia que durante 52 años vivió el conflicto armado con ese grupo guerrillero, el más importante del país, en un enfrentamiento que según se calcula dejó unos ocho millones de víctimas y cerca de 220.000 muertos.

Producto del acuerdo de paz rubricado en La Habana el pasado miércoles, Santos anunció al día siguiente que había ordenado iniciar el alto el fuego a las cero horas de este lunes.

"Quiero informarle a los colombianos que como jefe de Estado y como comandante en jefe de nuestras Fuerzas Armadas, he ordenado el cese al fuego definitivo con las FARC a partir de las cero horas del próximo lunes 29 de agosto", declaró entonces el mandatario.

Este domingo, el máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", confirmó el inicio del cese el fuego en una declaración que dio en la capital cubana.

"En mi condición de comandante del Estado Mayor Central de las FARC-EP ordeno a todos nuestros mandos, a todas nuestras unidades, a todos y cada uno de nuestros y nuestras combatientes a cesar el fuego y las hostilidades de manera definitiva contra el Estado colombiano a partir de las 24.00 horas de la noche de hoy", leyó el domingo el máximo jefe de la guerrilla.

En el primer minuto de hoy, los mensajes relativos al inicio del alto el fuego inundaron las redes sociales para anunciar lo que se ha denominado popularmente un "nuevo amanecer" para el país.

Embed

Desde el 20 de julio del año pasado regía en el país el último cese el fuego unilateral de las FARC como medida para generar confianza en el proceso de paz, que fue respondido por el gobierno con la suspensión de bombardeos a campamentos de esa guerrilla, lo que redujo de manera considerable la intensidad del conflicto.

Los pactos, que deberán ser validados en un plebiscito el 2 de octubre, establecen que unos 7.000 combatientes del mayor grupo guerrillero del país deberán iniciar su proceso de reintegración a la vida civil saliendo de sus campamentos en medio de selvas y montañas para concentrarse en áreas especiales y entregar las armas a las Naciones Unidas.

A las urnas


El gobierno colombiano necesita que se aprueben en las urnas los acuerdos de paz para proceder a su implementación.

De acuerdo con la autoridad electoral, se requieren unos 4,5 millones de votos a favor del "Sí" para que los acuerdos reciban el respaldo popular o una votación similar por el "No" para que sean rechazados. Ganará la opción que más votos obtenga por encima de ese umbral.

El acuerdo incluye temas como el acceso a la tierra para los campesinos pobres, garantías para la participación en política de los guerrilleros desmovilizados, lucha contra el narcotráfico y desminado, entre otros.


Fuente: EFE y Reuters

Populares de la sección