Diego Torres: "Me gusta poner el oficio del actor cuando canto en vivo"

El argentino, que vive un renacer de su carrera artística, dio su primer show del año en Punta del Este
A Diego Torres se lo vio alegre. Durante la prueba de sonido de su primer show del año realizado el lunes en el Salón Punta del Este del Hotel Enjoy Conrad, el cantante argentino aprovechó lo que suele ser una instancia para cualquier artista previo a un espectáculo para divertirse con su banda, calentar los dedos ensayando frente a un piano y sonreír ante la prensa invitada a presenciar los aprontes de su concierto.

El músico y actor vive desde hace un tiempo una vuelta triunfal en su carrera. Publicó en 2015 su octavo álbum de estudio, Buena vida, y el argentino parece haber estado tratando de cumplir la premisa de ese título.

La obra está nominada a Mejor disco de pop latino en la versión anglosajona de los premios Grammy, que se entregarán en febrero, y contó previamente con tres nominaciones para la última edición latina de esos galardones.

"Entre tantos discos que se hacen que tengan en cuenta lo que uno canta le da sentido a seguir trabajando", indicó Torres en conversación con medios uruguayos. "Son muchos momentos que uno vive cuando hace un disco, de dudas y de decisiones que tenés que tomar. Cuando el disco tiene esa respuesta en la gente, y encima viene una nominación a un premio o una distinción, es un incentivo", agregó.

La vigencia de Torres y su disco Buena vida –que entre sus canciones cuenta con colaboraciones de los músicos Rubén Blades, Gonzalo Rubalcaba, el grupo colombiano ChocQuibTown y Ángela Torres, sobrina del cantante– se vio reflejada también en el regreso a los escenarios argentinos a lo largo de 2016, después de cinco años en lo que se mantuvo fuera de ellos para dedicarle tiempo a su familia.
En 2016 Torres agotó más de 10 funciones en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires, con capacidad para 3.200 espectadores, y compartió escenarios con los músicos Phil Collins y Plácido Domingo, en Estados Unidos y España respectivamente.


"Poder vivir de lo que uno ama es un privilegio", comentó el músico. "Se extraña (la vida en familia), pero uno también disfruta estar de gira, de viaje, en una vida que gracias a Dios te mueve de la rutina y te lleva a conocer otros lugares", señaló, y contó que después de su paso por Punta del Este se presentará en las ciudades de Mar del Plata y Córdoba.

El músico también anunció en el año la continuación de su carrera frente a cámaras, una faceta artística que ha estado presente en su vida como músico desde sus inicios. Torres participó el año pasado en el rodaje de la película Casi leyendas, del director argentino Gabriel Nesci.

Con un elenco integrado junto a Diego Peretti y el actor español Santiago Segura –famoso por interpretar al protagonista de la saga Torrente–, la película del director de Días de vinilo y la serie televisiva Todos contra Juan trata sobre tres amigos que se reúnen luego de haberse separado su banda de rock en la década de 1990.

"Me gusta poner el oficio del actor cuando estoy cantando en vivo porque es parte del ida y vuelta con la gente al entretenerlos no solamente haciendo música", comentó el autor de Color esperanza al responder sobre cómo combina sus dos facetas artísticas. "El intérprete tiene que ver con el actor. Es algo que está unido, es integral", añadió.

La película tiene su estreno previsto en Argentina para marzo y será un nuevo rol en la pantalla grande para Torres, quien en 2014 coprotagonizó junto con Peretti, Pablo Rago y Pablo Echarri el filme Papeles en el viento, basado en una novela homónima del escritor argentino Eduardo Sacheri.

Acerca del autor