Diez beneficios de la lactancia materna para la madre

Los beneficios que la lactancia tiene para el recién nacido son indiscutidos, pero, también trae múltiples beneficios para la salud de la madre a corto y largo plazo

He aquí algunos de ellos:

· Pronta recuperación post parto: la lactancia materna estimula la liberación de la hormona oxitocina. Entre los efectos de la misma están la reducción del sangrado post parto y la contracción uterina, para que el cuerpo vuelva a la normalidad más rápidamente.

· Protección contra la depresión post parto: otro de los efectos de esta hormona es el de producir sentimientos positivos, como amor, apego y felicidad. Por lo tanto, en la medida que exista lactancia, la hormona estará presente y esto disminuirá las probabilidades de sufrir depresión post parto y estimulará el apego materno con el bebé.

· Beneficios para el sistema óseo, prevención de fracturas, osteoporosis y artritis: dar de mamar ayuda a remineralizar los huesos, es decir, contribuye a traer de vuelta los minerales perdidos por los huesos durante el embarazo. A largo plazo, esto contribuye a disminuir las chances de fractura de cadera en la menopausia, o de padecer osteoporosis o artritis.

· Menor riesgo de cáncer: en ovarios, útero y mama. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, las probabilidades de padecer cáncer se reducen en un 4.3% por cada año de lactancia, y entre más años se practique (con diferentes hijos), el beneficio aumenta.

· Más tiempo sin menstruar: la lactancia pospone la ovulación. Las mujeres que dan de mamar pueden tardar hasta más de un año en recuperar su menstruación. En cambio, las mujeres que optan por la alimentación artificial vuelven a menstruar entre 6 y 8 semanas después del parto.

· Mayor reserva de hierro: debido a la ausencia de menstruación, el organismo reserva y mantiene un mayor nivel de hierro, con lo cual, se previene la anemia y mejora la calidad de la leche materna.

· Efecto anticonceptivo: al retrasar la ovulación, la lactancia es efectiva para prevenir embarazos en los primeros seis meses post parto, lo cual permite al organismo recuperarse del embarazo.

· Precio: además de ser la mejor forma de alimentar al bebé, la leche materna es gratis y el precio de la fórmula artificial es bastante elevado. Además, al costo de la fórmula hay que sumarle el de los biberones, agua esterilizada y otros implementos necesarios.

· Peso: dar de mamar consume una gran cantidad de calorías, lo cual contribuye a alcanzar el peso pre gestacional más rápidamente.

· No hace falta preparación: por el contrario, la leche materna está siempre lista y disponible. No requiere tiempo ni lugar específico para ser preparada. Siempre está a la temperatura ideal y el bebé maneja las cantidades que toma. Además, favorece el apego de la madre con su hijo.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy
Fuente: Embarazo y parto