Diez comidas saludables para fiestas infantiles

No es necesario descuidar la alimentación en estas ocasiones

En épocas donde la concientización sobre la obesidad infantil va en aumento, es bueno contribuir a los buenos hábitos alimentarios desde los festejos en casa.

Galletitas de queso: son tan simples como mezclar media taza de harina, media de almidón de maíz, una de queso rallado, una cucharada de polvo de hornear, tres cucharadas de manteca y un huevo. Dejar reposar en heladera durante quince minutos, estirar, cortar y hornear. Pueden utilizarse para remplazar otros productos de copetín como papitas, palitos, chizitos, etc.

Hamburguesas caseras con vegetales: elaboradas con carne picada magra. Se pueden servir con vegetales como lechuga, tomate, zanahorias y remolachas y que cada niño arme la suya de acuerdo a su gusto. Además, los panes pueden incluir semillas de distintos tipos.

Empanaditas de verduras: como, por ejemplo, calabaza. Solo basta con hacer un puré, agregar queso rallado y un huevo batido para que tome cuerpo. También se puede incorporar cebolla, ricota y queso fresco. Otra opción son las de choclo, a las que basta agregarle queso fresco y salsa blanca.

Sandwichitos: con pan integral y semillas, rellenos con distintos fiambres, pollo, lomito, etc. Además, queso crema magro o mayonesa baja en grasas, lechuga, tomate, huevo duro. Otras opciones incluyen atún y queso fresco.

Pizzetas integrales: lo mejor es hacerlas en forma de pizzetas individuales. Si se realizan en casa, se puede utilizar harina integral para aumentar el contenido de fibra. Es ideal que la salsa sea con tomate natural en vez de envasado y que no incluya jamón para no añadir más grasa de la que ya aporta la muzzarella. También puede agregarse rodajas de tomate, aceitunas y huevo.

Alfajores de maicena: pueden hacerse para picar antes de la torta y rellenarse con dulce de membrillo, un dulce que se digiere más fácilmente que el dulce de leche.

La torta de cumpleaños: un consejo es cortarla en porciones pequeñas para que los niños no se llenen. Si el relleno es de dulce de leche, no se debe abusar en la cantidad. Para que no sea tan empalagosa puede combinarse el relleno con mermelada o pueden agregarse frutas.

Panqueques dulces con frutas: se pueden colocar distintas opciones de frutas sobre la mesa y que los niños elijan. Una vez más, se puede combinar el dulce de leche con mermeladas frutales.

Brochettes de frutas: preparados con melón, sandía, manzana, kiwi, ananá, banana y/u otras frutas de estación.

Gelatinas: si se utiliza su versión light, será un postre de bajas calorías y azúcares, además de hidratante, al que también se le puede agregar frutas como banana o manzana. Puede prepararse en porciones individuales en vasitos descartables.


Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy
Fuente: www.eHowenespañol.com

Comentarios