Diferencias en el FA ante avances en TLC con China

MPP cree que el acuerdo abre "una ventana de posibilidades" ; Socialistas piden un estudio de impacto

El buen recibimiento que el gobierno chino dio a la propuesta de concretar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Uruguay despertó todo tipo de opiniones dentro del oficialismo, a favor y en contra de la negociación.

Uno de los primeros en manifestarse fue el expresidente y actual senador, José Mujica, quien había dicho al semanario Búsqueda a prinicipios de mes "estar de acuerdo con hacer un TLC con China".

"Cada vez que lo veo a Tabaré le insisto con eso. Durante mi gobierno mandé las primeras señales en ese sentido", dijo. Asimismo, explicó que la importancia de este acuerdo está en que China "es el principal demandante de Uruguay", a diferencia de Estados Unidos que "es una potencia agrícola".

Mujica no fue el único en valorar el inicio de las negociaciones por el peso que el país asiático tiene en la economía uruguaya. "Sin duda poder afianzar lazos comerciales con nuestro principal socio comercial es muy importante y por lo menos cambia un poco la tónica de buscar acuerdos comerciales con nuestros propios competidores y no con nuestros principales compradores, como el caso de lo que se estaba realizando con un posible acercamiento a la Alianza del Pacífico", dijo a El Observador el diputado Daniel Caggiani (MPP).

En ese sentido, Caggiani dijo que este acuerdo "abre una nueva ventana de posibilidades" para la producción nacional, "sobre todo teniendo en cuenta que nuestros productos de exportación puedan entrar con una barrera arancelaria más baja".

De igual modo, enfatizó la importancia de no descuidar lo lazos comerciales y políticos que existen con los países del Mercosur porque "Uruguay no se puede mudar, y sin duda es muy importante que siga manteniendo los proceso de relación que se han venido viviendo en la región". En ese sentido, opinó que deberá ser motivo de análisis los efectos que este TLC pueda tener para los demás socios comerciales.

Sin embargo, para otros, el argumento de que China es el principal comprador de Uruguay no es motivo suficiente para un acuerdo de estas características. Así opinó el diputado Roberto Chiazzaro (Partido Socialista) quien dijo a El Observador que "sería muy peligroso firmar un TLC con China".

Para Chiazzaro, habría que hacer un estudio de impacto de lo que significaría para Uruguay abrir su economía a "un gigante" como China ya que, en su opinión, Uruguay "no está en condiciones de competir".

"El proyecto país se limitaría a un país que se dedicaría básicamente a la agricultura y exportación de productos del agro. Sigue estando en una condición de país periférico dependiente y no generaríamos opciones laborales para toda nuestra probación porque no todos los uruguayos pueden dedicarse a las TIC", manifestó.

En ese sentido, opinó que "más que un TLC, se deben buscar acuerdos puntuales sobre eventuales negociaciones que contemplen las asimetrías" entre ambas economías.

La diferencia entre ambos países también fue vista como una desventaja por el diputado Luis Puig (PVP). "Plantearse un TLC con un país con una diferencia poblacional abismal me parece que hay que verlo con mucho detenimiento", dijo y agregó que aún "falta muchísima información" para evaluar el TLC. En tanto, para el secretario general del Partido Comunista, Eduardo Lorier, el acuerdo carece de "prejuicios previos" en tanto se garantice que los contenidos serán "lo más transparentes posibles" y "mutuamente beneficiosos". Agregó que "espera" que no haya "secretismo" como ocurrió con el TISA y el TLC con Chile.


Populares de la sección