Difícil comienzo para Trump y Clinton en primarias de EEUU

Los favoritos no tuvieron el desempeño que se esperaba y deberán redoblar esfuerzos
El millonario Donald Trump fue destronado por el senador republicano Ted Cruz en la primera etapa de las primarias presidenciales estadounidenses en Iowa, donde del lado demócrata el equipo de campaña de Hillary Clinton reivindicó su ajustada victoria contra Bernie Sanders. Fue la primera etapa de un proceso electoral que terminará en noviembre.

Cruz, senador republicano de Texas, obtuvo 27,7% de los votos y dejó atrás a Trump (24,3%), a quien el senador de Florida Marco Rubio, hijo de inmigrantes cubanos, le pisó los talones al superar las expectativas con 23,1% de los votos. Jeb Bush obtuvo 2,8%.

Del lado demócrata, el equipo de campaña de Clinton proclamó ayer su victoria ante Sanders con los resultados "más ajustados de toda la historia del caucus demócrata en Iowa", según dijo el jefe del partido Andy McGuire. La victoria fue por 49,8% frente a 49,6%.

Llamados a elegir entre 12 candidatos, decenas de miles de electores registrados en los partidos Demócrata y Republicano iniciaron el lunes las complicadas elecciones internas en este pequeño estado rural en el centro de Estados Unidos, dando de esa forma el puntapié inicial a un largo proceso en todo el país para nominar al candidato presidencial para noviembre.

En estos "caucus" muy particulares, los republicanos votan en secreto, mientras que los demócratas forman grupos por candidatos para adjudicarse delegados.

Esta era la oportunidad para que el extravagante magnate Trump, líder en los sondeos desde junio, concretara su apoyo en las urnas. Sin embargo, el voto de protesta se dividió entre él y Cruz, quien además cuenta con el apoyo clave de los evangélicos.

"La lección para Donald Trump es que tiene que aprender a moderar sus expectativas", dijo a la agencia AFP el politólogo David Redlawsk de la universidad Rutgers. "Basó tanto su campaña en el hecho de que es un ganador que hará vencer a Estados Unidos, que cuando pierde se vuelve menos creíble".

Resultados ajustados

Clinton precisa exorcizar los demonios de 2008, cuando también llegó como favorita pero sufrió una sorprendente derrota ante un semidesconocido Barack Obama. En parte debido a eso es que demoró en cantar victoria.

Su comparecencia fue cuando todavía no estaba claro el resultado definitivo. En ese momento dijo que, pese a que no se atrevía a dar un resultado definitivo, sí había respirado aliviada. "Soy una progresista que logra que las cosas se hagan", recordó a sus seguidores en Iowa.

Del lado de Sanders, quien junto a Cruz y Trump representan el ascenso de los candidatos "outsiders", el haber logrado casi un empate con la favorita Clinton es considerado un éxito.

"Parece que estamos en un empate virtual", dijo Sanders para júbilo de sus seguidores. El más veterano de los candidatos apuesta por una "revolución democrática".

"La gente de Iowa envió un mensaje profundo al establishment político, económico y, por cierto, de los medios", expresó Sanders. Tras las elecciones de Iowa, algunos aspirantes ya tiraron la toalla. Como el demócrata Martin O'Malley que obtuvo 1% de los votos, y el republicano Mike Huckabee que obtuvo poco menos del 2%.

Próxima parada

Las elecciones de Iowa tienen una historia irregular para definir los nominados pero sirven para definir la carrera, que sigue con las primarias del estado de New Hampshire el 9 de febrero.

El fin de semana, Trump se jactaba de los sondeos que lo daban como favorito. ¿Pero qué pasará con su discurso ahora que quedó en segundo lugar? "Mañana estaremos en New Hampshire (...) y lucharemos por obtener la investidura republicana", dijo tras los comicios de Iowa.

Trump participó en un acto político ayer en Milford, y Cruz asistió a dos. Lo mismo hizo Rubio, quien de golpe consolidó su lugar entre los candidatos de primera categoría. Su estrategia consiste en presentarse como el único capaz de unir las alas conservadoras y centristas del partido republicano.

En cuanto a Cruz, emblema de la ultraconservadora facción Tea Party, la victoria sorprende, considerando que es un hombre calificado como muy extremo en el seno de su partido.

"Esta victoria es la de todos los estadounidenses que observan con sufrimiento el rechazo de políticos de Washington de dos partidos a escuchar y cumplir sus promesas con el pueblo", declaró Cruz.

La próxima meta es New Hampshire, un terreno favorable para Sanders en los demócratas, ya que es senador del estado vecino de Vermont. Pero Clinton parece tener más chances para lo que sigue de las primarias. Once estados votarán el 1o de marzo para repartir el 21% de los delegados demócratas para la investidura. Muchos están en el sur, donde la exsenadora se ganó el electorado negro y este puede superar la mitad del total de los votantes.

Dos precandidatos menos



Al término de la jornada electoral en Iowa, dos candidatos se retiraron de la competencia: Martin O'Malley y Mike Huckabee.

El primero iba por los demócratas y obtuvo menos del 1% en las primarias que se realizaron. Ante sus seguidores anunció que suspende su carrera pero que no acaba con la lucha. "Fue difícil superar el umbral" en las votaciones, asumió.

En tanto, el candidato republicano y predicador evangélico Mike Huckabee anunció, mediante un mensaje en Twitter, que abandona la campaña presidencial. Se situó en noveno lugar en la interna de su partido, con poco menos del 2% de los votos.

Fuente: Agencias

Populares de la sección