Diputado Cardoso declaró como testigo en investigación por Cambio Nelson

Comité de Ética del Partido Colorado fue convocado para este miércoles para tratar el caso Sanabria
El diputado colorado Germán Cardoso declaró, ayer como testigo, en el juzgado de Maldonado que investiga denuncias de maniobras económicas que involucran a su suplente en la Cámara, Francisco Sanabria, quien ya renunció a todos sus cargos en el Partido Colorado.

Cardoso dijo ayer a El Observador que decidió presentarse voluntariamente ante el juez, Marcelo Souto, para ponerse a disposición de la Justicia.

En un comunicado emitido luego, Cardoso expresó que dejó en claro ante el juez y fiscal que "no hubo ningún hecho" que vincule lo sucedido en Cambio Nelson con la actividad política. Precisó que tuvo contacto con Sanabria el viernes 17 de febrero cuando se enteró que Cambio Nelson tenía problemas vinculados a una red de cobranzas y en ese momento todas las sucursales estaban abiertas. Las deudas sin cubrir de Cambio Nelson rondan los US$ 15 millones.

En esa conversación, tras reconocer el empresario que enfrentaba dificultades financieras, Cardoso, al ver que personas particulares podían verse afectadas, le solicitó a Sanabria que se desvinculara del Partido Colorado.

Las cartas de renuncia de Sanabria llegaron el 23 de febrero al partido y a la Cámara de Representantes, precisó el legislador de Vamos Uruguay.

Cardoso aclaró además, que no tiene ningún vínculo comercial ni societario con Sanabria y tampoco lo une ningún parentesco.

Hubo versiones que lo señalaron como cuñado de Sanabria. Cardoso dijo que está casado en únicas nupcias con María Noel Ortíz, con quien tiene una hija de 11 años, según el comunicado.

El diputado de Maldonado dijo que como partido político se actuó "con una ética que no ha actuado nadie".

"Estoy tremendamente sorprendido de lo que está ocurriendo, lo mejor es que este problema se dilucide de la mejor manera posible y que se presente cuanto antes a declarar y asuma la responsabilidad que tenga que asumir", dijo a El Observador.

Mientras tanto, el Comité de Ética del Partido Colorado se reunirá mañana de tarde para analizar el caso del empresario de Maldonado, quien es buscado por la Justicia por librar cheques sin fondos según denunciaron varios damnificados.

El Comité tiene la potestad de aconsejar a la Convención Nacional, que es la que decide en última instancia, una serie de sanciones que van desde una amonestación a la expulsión del Partido.

A su vez, el Partido Colorado emitió el viernes un comunicado señalando "su preocupación" por la situación generada que puede derivar en perjuicios a numerosos ciudadanos.

Se recordó que el secretario general de los colorados, Germán Cardoso, se contactó con Sanabria y acordó "su inmediata renuncia" a todos los cargos de representación partidaria. En el texto los colorados también se solidarizan con los damnificados.

A todo esto, el senador colorado, Pedro Bordaberry, líder de Vamos Uruguay sector al que pertenecía Sanabria, defendió el proceder del partido que irradió al cambista.

En una columna en el portal El Telescopio, el legislador escribió que ningún partido está libre de que algún integrante incurra en inconductas o irregularidades pero el tema es "cómo se reacciona" ante eso.

Para contraponerlo a lo hecho por el Frente Amplio, mencionó el caso del exdirector de Casinos, Juan Carlos Bengoa que terminó procesado, y los procesamientos del expresidente del Banco República, Fernando Calloia y el exministro de Economía, Fernando Lorenzo por el caso Pluna. A este último se le organizó una caravana de apoyo, recordó Bordaberry.

Populares de la sección