Diputados acordaron aprobar ley sobre derecho de admisión

El proyecto de Iván Posada tiene el respaldo de todos los partidos, fuer aprobado en comisión
En lo que constituye el primer acuerdo extrapartidario desde que el Frente Amplio perdiera la mayoría parlamentaria, la Comisión de Seguridad y Convivencia de la Cámara de Diputados aprobó ayer el proyecto de ley presentado por el Partido Independiente para determinar las condiciones del derecho de admisión y permanencia en los espectáculos públicos que, entre otras cosas, señala que no se podrá restringir el acceso de forma arbitraria pero se le impedirá la entrada a quienes tengan antecedentes de conductas violentas.

El Poder Ejecutivo adjuntó a la iniciativa del diputado Iván Posada un par de artículos en los que establece que la seguridad en los escenarios públicos será "de cargo" de los organizadores quienes deberán cumplir con las normas de seguridad establecidas desde el gobierno.
Blancos y colorados se sumaron al acuerdo entre el oficialismo y el PI, y se espera que el proyecto sea aprobado en la Cámara de Diputados antes de que termine el año.

Ayer en su comparecencia ante la Comisión, el director general de secretaria del Ministerio del Interior, Charles Carrera, dijo que en momentos en que existe real preocupación por la violencia en los escenarios deportivos, la iniciativa "apunta de manera fundamental a la búsqueda de soluciones".
La propuesta establece que la Policía estará obligada a actuar para imponer el orden en eventos de concurrencia masiva en los que se aplique el derecho de admisión.

Asimismo, establece que "las personas físicas o jurídicas organizadoras de los espectáculos públicos de índole artística, recreativa, social, cultural, deportiva o de cualquier otra naturaleza, podrán ejercer el derecho de admisión".

Se entiende por derecho de admisión a la facultad de determinar las condiciones de acceso al lugar donde se desarrolla el espectáculo y se advierte que "en ningún caso podrá ejercerse este derecho para restringir el acceso de manera arbitraria o discriminatoria". El proyecto del PI señala que el derecho de admisión deberá tener por finalidad primordial impedir el acceso a personas que tengan antecedentes de haber cometidos delitos o faltas que "tengan directa relación con la naturaleza del espectáculo; comportarse de manera violenta dentro o fuera del recinto; ocasionar molestias a otros espectadores; o alterar el normal desarrollo del espectáculo".

Se establece además que "no se admitirá el acceso de personas que porten prendas o símbolos o que incurran en conductas que inciten a la violencia o el racismo o la xenofobia o en general, a cualquier forma de discriminación".

La propuesta también busca impedir el acceso de personas "que se encuentren bajo el efecto del alcohol u otras sustancias estupefacientes o drogas, o que intenten ingresar con bebidas alcohólicas, sustancias estupefacientes o drogas". "Para el efectivo ejercicio del derecho de admisión los organizadores podrán requerir el apoyo y auxilio de la Policía Nacional, pero la participación de ésta será preceptiva en el caso que se ejerza tal derecho en espectáculos de concurrencia masiva de personas, en las condiciones que establezca la reglamentación dictada por el Poder Ejecutivo", agrega el documento.

Por otra parte, se considera como derecho de permanencia se a "la facultad de excluir del recinto donde se desarrolla el espectáculo público a las personas que incumplan con las condiciones objetivas que deben observar los espectadores" para quedarse dentro del recinto.
Para hacer cumplir ese derecho se podrá solicitar el auxilio de la fuerza pública en el caso de que no se acate lo dispuesto por los encargados de la seguridad del espectáculo.

Asimismo, la propuesta indica que "las condiciones para el ejercicio de los derechos de admisión y de permanencia deberán informarse en los portales de internet de los organizadores del espectáculo o en el portal del propio evento o en lugar visible de las entradas de acceso al mismo".


Populares de la sección