Diputados comenzarán hoy a debatir destitución de Rousseff

Tres sesiones extraordinarias definirán si el proceso pasa al Senado
El día esperado por la oposición de Brasil llegó. Hoy comenzará la primera de las tres sesiones extraordinarias de la Cámara de Diputados en las que se debatirá la pertinencia del impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff, acusada de mal manejo de los fondos del Estado durante su campaña de reelección en 2014. El proceso, iniciado a fines del año pasado, ya pasó por todas las etapas previas y avanza ahora hacia una de sus fases definitorias.

Durante todo el fin de semana 513 diputados expondrán sus argumentos a favor y en contra, en el marco de una cámara que se encuentra fragmentada en un número histórico de partidos.

El domingo será la votación final, en la que se decidirá si se acusa formalmente a la presidenta y se traslada la moción al Senado, que de apoyarla obligará a Rousseff a alejarse de su cargo por 180 días mientras se define el veredicto final.

Para que el proceso siga los pasos establecidos, el domingo los diputados deberán llegar a una mayoría de dos tercios del total (342 votos sobre 513 totales). Según el diario Folha de S. Pablo, al cierre de esta edición el bloque favorable al juicio político contabilizaba 336 votos, seis menos de los necesarios. Asimismo, 123 estarían en contra y el resto se conformaría entre los indecisos y aquellos que prefirieron no adelantar su voto.

Para Rousseff la cercanía de su eventual destitución no ha pasado inadvertida y, entre otras cosas, declaró que está dispuesta a comenzar una batalla legal contra un proceso que cataloga como "golpista".

En ese sentido, Rousseff presentó ayer un recurso de amparo contra el impeachment ante el Supremo Tribunal Federal (STF), ya que la mandataria alega "violaciones" a su derecho de defensa.
Rousseff niega haber cometido delitos que justifiquen su destitución, y cada vez que tiene oportunidad denuncia una tentativa de "golpe de Estado", orquestada por su vicepresidente Michel Temer y por el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

"Los he llamado jefe y subjefe del golpe. Sólo que no sé quién es el jefe y quién el subjefe. Son socios", declaró la presidenta hace algunos días.

El gobierno del Partido de los Trabajadores, a través de la Abogacía General de la Unión (AGU), denunció ante el tribunal que los procedimientos legislativos del juicio político poseen "vicios que violan los principios del debido proceso legal (...) y de una amplia defensa".

Según el abogado general del Estado brasileño, José Eduardo Cardozo, el informe del relator de la Comisión Parlamentaria que aceptó el impeachment, citó casos "completamente ajenos" a la denuncia, como las investigaciones sobre los escándalos de corrupción en la estatal Petrobras, "en los que la presidenta ni siquiera ha sido citada".

La oposición, liderada por el partido de Temer, criticó la presentación del recurso por parte de AGU, ya que según estableció el relator Jovair Arantes, ese organismo debe dedicarse a defender los intereses "de la Unión, para defender al país y no a una persona".

Almagro se reunirá con la presidenta

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirá hoy con Dilma Rousseff en Brasilia para transmitirle su apoyo en relación con el proceso de juicio político. El ex canciller uruguayo considera que el proceso no posee fundamento alguno y que se reunirá con la mandataria brasileña para apoyar "la institucionalidad y el respeto a la Constitución" de ese país.

Fuente: Agencias

Populares de la sección