Discotecas silenciosas

Adiós a las quejas de los vecinos por ruidos molestos, o a la mala distribución del sonido, o a quedarse sordo por estar cerca de los parlantes

¡Adiós al equipamiento millonario de amplificación y despliegue de sonido, o incluso al de aislación acústica superlativa! La nueva tendencia (más nueva en algunos lugares que otros) son las "silent discos". 

En las discotecas silenciosas, los asistentes bailan mientras escuchan la música a través de auriculares inalámbricos. Imagine a 100 personas cantando y moviéndose al ritmo de la música, pero todo en silencio.

Se diferencian de las discotecas convencionales por reproducir la música mediante un transmisor de ondas de radio cuya señal llega a los auriculares que llevan los asistentes, en vez de utilizar altavoces. Aquellos que no llevan los auriculares no pueden escuchar la música, lo que produce el efecto de una sala llena de gente bailando en silencio.

¿Quiere ser uno de los pioneros? El equipamiento necesario, del cual ya hay varias firmas especializadas en su suministro, son juegos de auriculares que usualmente tienen dos o tres canales de entrada e iluminación led especifica para cada uno: rosada es dance, amarilla es cumbia y verde, latino -por decir algo-, con lo que al entrar al recinto ya se tiene una señal de identificación en base al gusto musical. El DJ a la distancia puede saber qué música tiene más adeptos.

Estos aparatos tienen autonomía de 10 horas de batería al máximo volumen antes de necesitar recarga. El otro componente es un transmisor de señal de FM, apto para alcances de hasta 500 metros, incluso a través de paredes o de plantas distintas de un edificio. Usualmente la maneja el DJ, que se comunica con los asistentes por medio de receptores que van en la cintura de cada uno, conectados a sus  auriculares.

Ideales para fiestas de día o de noche, para eventos especiales, conciertos, festivales o cumpleaños más que cool y originales. El más top, literalmente, es el que está ubicado en el rooftop de The Shard, el edificio más alto de Londres inaugurado hace dos años.

En la década de 1980 apareció lo que podría considerarse la antesala de este movimiento: la gente se reunía de forma espontánea para bailar y escuchar música con sus propios auriculares. Este concepto también fue utilizado por ecoactivistas durante los primeros años de la década de 1990 en fiestas al aire libre: escuchaban la música a través de auriculares para minimizar la contaminación acústica.
 
Rotterdam, Londres y Berlin fueron pioneros en esto, y en mayo del 2000, la BBC Live Music organizó un concierto silencioso en el Chapter Arts Centre de Cardiff, en el que la audiencia escuchó al grupo Rocketgoldstar y a varios DJ a través de auriculares. Esta fue la primera ocasión que tuvo el público de experimentar música en directo a través de auriculares gracias a la tecnología de los eventos silenciosos.
 
Recién en el año 2011 llegó a Latinoamérica la moda de las discotecas silenciosas. En Chile, el Centro Cultural Amanda -en la ciudad de Santiago- organizó un evento de este tipo por primera vez. 
 
Debido al aumento del interés por este concepto, recientemente ha crecido el número de empresas que organizan fiestas y que suministran auriculares para distintos eventos. Al abarcar un número de eventos tan grande (desde festivales y fiestas, hasta bodas y fiestas empresariales), su popularidad aumentpo tanto que incluso algunas empresas se han planteado comercializar kits domésticos.
 
Una Silent Disco podria ser la antítesis de la modalidad de baile y podría tildarse de egoísta y, como muchas experiencias actuales, individualistas... pero no se le puede negar que debe ser innovadora, única y divertida también. Tanto si quiere probar algo nuevo como si desea regalar a los demás una experiencia nocturna inolvidable, es una tendencia a evaluar. En una playa, azotea, rascacielos, en el campo, en un hangar o en un parque... no hay límites para esta experiencia.
 
Hasta que a alguien se le ocurra traer esta experiencia por acá, habrá que agendar previa planificación en algún viaje, si coincidimos con algún lugar o evento que lo incluyan, para disfrutar o conocer esta experiencia que promete por lo menos salir de lo habitual. 
 
¿Demasiada tecnología u otra forma de entretenimiento? Mientras seguimos esperando que vuelvan los "lentos" vemos pasar estas otras modas. Vean fotos de algunos eventos acá

Comentarios

Acerca del autor