Distribuidores de Supergás advierten "quiebre de stock" para fin de semana

El sector atraviesa una "crisis" y por primera vez se quedó sin stock

en verano


Este fin de semana las empresas de supergás experimentarán un quiebre de stock y por lo tanto habrá faltante de garrafas en varios puntos del país, aseguró a El Observador el presidente de la Asociación de Distribuidores de Supergás (Adisup) de la Cámara Nacional de Comercio, Daniel Marichal.

Desde hace varias semanas, el Sindicato Único de Trabajadores de Supergás (SUTS) viene alertando públicamente sobre la escasez de garrafas en varios puntos del país. Consultado por El Observador, el dirigente Raúl Ferrando, dijo que hace casi un mes que el gremio recibe reclamos por este asunto, pero que la situación no responde a una medida sindical sino por una "mala logística" de las empresas.

Si bien desde el gremio aseguran que el desabastecimiento se debe a la "competencia desleal" que existe entre las empresas, Marichal dijo que son varios los motivos que "agudizan" la situación del sector.

Una de las razones más preocupantes es la falta de garrafas disponibles para la recarga ya que un tercio del total se encuentra parado en las plantas por estar fuera de condiciones. Según Marichal, de las 200 mil garrafas que al día de hoy se utilizan para operar, más de 70 mil están en los depósitos esperando a ser reacondicionadas.

Otra de las razones que se advierte desde Adisup es la "alta conflictividad laboral" que se viene registrando en los últimos meses. Según Marichal, desde diciembre "todos los días quedan envases parados" -aunque no estén en malas condiciones- ya que los sindicatos han optado por ejercer esta acción como medida sindical de protesta. A su vez, los distribuidores aseguran que los trabajadores se han negado a realizar horas extras ya que pretendían que se las pagara el triple.

Desabastecimiento en pleno verano

Lo cierto es que el sector atraviesa un momento delicado y su panorama futuro es incierto ante una "crisis estructural", sostuvo Marichal. Según contó, es la "primera vez en la historia" que no se pudo cubrir la demanda del servicio en verano, a pesar de las altas temperaturas e incluso olas de calor que caracterizaron la temporada.

"En enero y febrero tuvimos varios días de quiebre del producto en distintos lugares del país y la situación se está manteniendo", dijo.

La gravedad de la misma es tal que este año, también por primera vez, se canceló el reparto de garrafas los domingos en todas las empresas dado que el producto de venta era insuficiente.

A este contexto se suma el descenso "estrepitoso" de la producción de Riogas que viene experimentando desde diciembre también consecuencia de la conflictividad con los sindicatos que, por ejemplo, impulsaron medidas de negarse a realizar horas extra a menos que se les pague el triple.

Si bien las otras empresas cubren esa demanda con sus productos (sobre todo Acodike que se vio beneficiada en un millón de kilos vendidos), al sector le preocupa lo que pueda ocurrir llegado el invierno cuando haya "picos de demanda".

Por el momento, las autoridades de la Cámara de Comercio mantienen reuniones de negociación con la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) y la Dirección Nacional de Energía del Ministerio de Industria, para encontrar una solución.

"Cuando venga el frío va a haber grandes problemas de desabastecimiento (...) Tenemos 60 días entre marzo y abril para intentar destrabar nuestra situación", agregó Marichal.


Populares de la sección