Diyab: "Si muero los responsables serán Estados Unidos y Uruguay"

El exrecluso de Guantánamo dijo que no hace la huelga de hambre para morir, sino para que le den una solución para reencontrarse con su familia
El sirio Jihad Diyab, uno de los seis exreclusos de Guantánamo que llegó a Uruguay a fines 2014, no quiere quedarse en Uruguay ni tampoco que su familia llegue a Montevideo. Semanas atrás, comenzó una huelga de hambre seca en reclamo de que lo ayuden a reubicarse con su familia en otro país. Diyab estuvo más de diez días sin ingerir líquidos.

En una entrevista publicada ayer por el canal CNN aseguró que necesita vivir una vida normal junto a su familia. "Yo no quería hacer esta huelga de hambre pero me cerraron las puertas y me dejaron sin solución y es el único camino que encontré", dijo.

Consideró que el responsable de lo ocurrido fue el gobierno estadounidense que lo encarceló en Guantánamo, pero que Uruguay también tiene parte de la responsabilidad.

Consultado sobre si está dispuesto a morir por la huelga de hambre, el exrecluso de Guantánamo aseguró que no es su intención. "No hago esto para morir, pero lo hago para encontrar una solución para reencontrarme con mi familia en otro país que no sea Uruguay. Si muero los responsables serán Estados Unidos y Uruguay porque yo solo quiero una solución y es mi derecho", indicó.


"El gobierno me estafó", dijo. Relató que su familia se encuentra en Turquía, a pesar de que le prometieron que iba a venir a Uruguay. "El 28 de noviembre de 2015 después de que durante siete u ocho meses que me decían que mi familia iba a venir, un avión ruso destruyó el edificio donde estaban, una bomba que mató a 45 personas en el cuarto y quinto piso. Mi familia estaba en el segundo. Si mi familia moría, ¿de quién era la responsabilidad?", cuestionó.

El gobierno uruguayo continúa haciendo gestiones para encontrar un país árabe que acepte recibir a Jihad Diyab. El canciller, Rodolgo Nin Novoa, dijo el lunes a El Observador que el gobierno "tiene una chance" y la quiere maximizar, aunque no aportó mayor información sobre el destino para el exrecluso de Guantánamo y su familia.

"Un gobierno tonto"

Durante un mes entre junio y julio de este año, el gobierno uruguayo desconocía el paradero de Diyab, que apareció en el consulado de Uruguay en Venezuela, donde estuvo incomunicado y luego fue deportado a Uruguay. Sin embargo, en la entrevista con CNN, Diyab aseguró que el gobierno de Venezuela lo capturó porque creía que era un criminal peligroso que viajaba con pasaporte falso. "Y me dijeron que el gobierno de Uruguay es un gobierno tonto", dijo.

"El gobierno de Venezuela me respetó, me dijeron que no era prisionero y que tenía dos soluciones: o me mandaban a un lugar para encontrarme con mi familia o traían a mi familia a Venezuela para vivir en paz. Después de eso los gobiernos de Uruguay y Estados Unidos empezaron a presionar a Venezuela y por eso me envió a Uruguay", relató.



Populares de la sección