Docentes calificados evitan la periferia

Los profesores con mayor antigüedad suelen elegir zonas como el Prado o barrios costeros

La mitad de los cargos en los distintos liceos del país están tomados por docentes con ocho o menos años de experiencia en el sistema educativo. A su vez los profesores con más antigüedad y mayor capacitación eligen para trabajar zonas como el Prado, el centro o barrios costeros, y los docentes novatos y con grados más bajos son la mayoría en las zonas periféricas de la capital.

Del total de cargos de docencia tomados en octubre de 2015 en Secundaria 50,5 % fueron ocupados por profesores de grado uno y grado dos, según una solicitud de acceso a la información pública que realizó El Observador a la Administración Nacional de Educación Pública.

Dentro de ese grupo hay quienes tomaron cargos en más de un centro de estudios ya que en total estuvieron disponibles 28.628 cargos y los docentes que ejercen son en el entorno de 18 mil.

Además, entre los 15 liceos de Montevideo que tienen en promedio más profesores grado uno (ingresados al sistema hace menos de cuatro años) son mayoría los ubicados en los barrios más alejados del centro de la ciudad, según el procesamiento de la información por parte del Equipo de Datos de El Observador. En la capital hay 75 liceos, sin contar los turnos nocturnos.

Los liceos capitalinos con esa característica entre su plantilla docente están ubicados en los barrios Casavalle (Liceos 73 y 69), Maroñas (Liceos 67 y 37), Casabo (Liceo 50), Cerro Norte (Liceo 70), Villa García (Liceo 52), Prado (Liceo 18), barrio Lavalleja (Liceo 60), Punta de Rieles (Liceo 49), La Blanqueada (Liceo 8), La Teja (Liceo 47), Nuevo París (Liceo 51), Paso de la Arena (Liceo 24) y La Unión (Liceo 14).

Algunos de esos liceos como los dos de Casavalle, y los ubicados en Casabó, Villa García, Cerro Norte, el liceo 37 de Maroñas, el del barrio Lavalleja y el de Nuevo París también están entre los 15 centros de Secundaria de la capital que tienen menos proporción de docentes grado siete, el máximo en el escalafón.

En tanto, los 15 liceos montevideanos con mayor proporción de docentes grado siete están ubicados en los barrios Malvín (Liceo 10), Carrasco (Liceo 15), Cordón (IAVA), Parque Rodó (Liceo Zorrilla), Centro (Liceo 34), La Blanqueada (Dámaso Antonio Larrañaga), Jacinto Vera (Liceo 26), Prado (Liceos 6, 36 y 63), Las Acacias (Liceo 65), Aguada (Liceo Miranda), Colón (Liceo 9), Cerro (Liceo 61) y Ciudad Vieja (Liceo 27).

De esos centros hay diez que están entre los 15 que al mismo tiempo tienen más docentes grado siete y menos grado uno.

La calidad docente

¿Esto significa que los docentes de mayor grado son mejores que los de escalafón inferior? No necesariamente. Según el estatuto docente, los docentes concursan una vez recibidos para obtener la efectividad y cuando la obtienen comienzan su carrera en el grado uno.

Una vez lograda la efectividad se asciende cada cuatro años y sin necesidad de un concurso que pruebe capacitación o aptitudes pedagógicas.

A pesar de ello, no todos los docentes en actividad están recibidos. Además, al cobrar sí se le reconoce la antigüedad aunque no estén recibidos, explicaron a El Observador fuentes de la educación.

En 2011 el 45% de los docentes de educación media básica no tenía titulo de profesor cuando ejerció su cargo, según reveló el Anuario Estadístico 2011 del Ministerio de Educación.

En el interior, los liceos con más profesores grado uno están ubicados en pueblos y localidades mientras que los que tienen más docentes grado siete pertenecen a ciudades.

En la campaña del año pasado los candidatos de todos los partidos asociaron el grado docente con la calidad de la enseñanza y prometieron impulsar un sistema para que los docentes más experientes y al mismo tiempo mayor formados ejerzan en los liceos con peores resultados (ver recuadro).

Derechos por antigüedad

Además del salario, que se incrementa en determinados porcentajes en función del grado, la diferencia entre los distintos escalafones también está en los derechos que tienen los profesores de cada categoría. Los profesores de grados superiores son los primeros en elegir horas, por lo que tienen mayores posibilidades de optar sobre en qué liceo trabajarán. Además, los efectivos eligen antes que los no titulados.

Una vez dentro del grado existe lo que se denomina actividad computada, que ubica a los docentes dentro de su rango a partir de elementos como la asistencia.

El grado de un docente también influye al momento de acceder a tribunales de exámenes, que son remunerados de manera extra. Otra de las diferencias entre los grados es que para poder concursar por un cargo de dirección se necesita ser al menos grado tres, lo cual implica que para acceder a ese cargo es imprescindible tener una antigüedad de 12 años.

La promesa de campaña de Tabaré Vázquez

Durante la campaña de 2014 TabaréVázquez promovió una reforma de raíz en el sistema de enseñanza que implicaría, entre otros puntos, dar estímulos económicos a profesores capacitados que den clases en zonas críticas. La propuesta fue presentada el 22 de agosto durante una conferencia en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República.

"Tenemos que pensar claramente que pagando salarios bajos a los docentes no vamos a avanzar. Creemos que para mejorar la educación tenemos que destinar a los mejores docentes en los lugares más críticos y para llevar a los mejores docentes a los lugares más críticos hay que pagarles muy bien", dijo Vázquez en la reunión.

La reforma anunciada quedó empantanada por enfrentamientos internos del Frente Amplio. De momento no hay sobre la mesa ningún cambio estatutario para modificar la escala salarial docente.


Populares de la sección

Acerca del autor