Dolores y el día después del tornado

De la desesperación a la acumulación de fuerzas para sortear el drama; así amaneció el sábado la ciudad que fue golpeada y destruida en cuestión de minutos
Dolores, la ciudad del departamento de Soriano que fue el epicentro de la furia que descargó un tornado el pasado viernes, pasó de la desesperación y la incertidumbre el viernes a la noche, a amanecer con fuerza y unida para afrontar las consecuencias del clima.

Desde el amanecer, El Observador pudo constatar el trabajo organizado de vecinos y cuadrillas especiales, como las del Sindicato de la Construcción (Sunca), máquinas limpiando las calles, recolectando los escombros, e incluso tirando abajo viviendas a las que el tornado apenas le dejó los cimientos.

El presidente Tabaré Vázquez concurrió este domingo hasta Dolores, y pidió que las donaciones que se hagan se concentren en materiales de reconstrucción para reparar las más de 500 casas destruidas que se llevan contadas hasta el momento.








Populares de la sección

Acerca del autor