Donaciones recibidas en 2015 supusieron un 0,1% del presupuesto educativo, advierten universidades privadas

Las instituciones emitieron un comunicado donde califican de "retroceso" el proyecto de ley que les quita este beneficio

Ante la presentación de un proyecto que excluye a las universidades privadas del régimen de donaciones con exoneraciones fiscales, estas emitieron este jueves un comunicado donde afirman que el proyecto promovido por la bancada del Frente Amplio es "un retroceso" para el sistema educativo.

La misiva suscrita por las cinco universidades privadas -Universidad Católica (Ucudal), ORT, Universidad de Montevideo (UM), Universidad de la Empresa (UDE) y Claeh- señala que la medida, aprobada ayer en Cámara de Diputados con los votos oficialistas, es "inconsulta, arbitraria y discriminatoria". Tal como lo han dicho los respectivos rectores estos días pasados de discusión pública, se reitera también que el dinero de las donaciones va destino a desarrollar programas de becas para estudiantes de bajos recursos y proyectos de investigación beneficiosos para todo el país.

Las instituciones resaltan que la medida carece de "motivos económicos, académicos y de transparencia" que la sustenten.

En este sentido, se explica que en lo económico, la renuncia fiscal resulta "insignificante" en el total del gasto público anual en educación. "En el 2015, el presupuesto educativo fue de 1.500 millones de dólares y las donaciones recibidas por las universidades privadas supusieron un 0,1% de este monto", se aclara. Afirman que la nueva propuesta no supondrá ahorro alguno para el Estado, ya que las donaciones se continuarán haciendo a otras instituciones públicas o privadas.

Desde el punto de vista académico se asegura que la aparición de las universidades privadas "ha redundado en más posibilidades de desarrollo, investigación y conocimiento" para toda la sociedad. A su vez, resalta que "el sistema de beneficios fiscales ha sido y es ampliamente difundido y utilizado internacionalmente porque colabora en favor de toda la sociedad".

Respecto a la transparencia, el comunicado señala que el sistema cuenta con los mecanismos necesarios para garantizar la transparencia. Recuerda que las universidades son instituciones sin fines de lucro y que el mecanismo de donaciones actual fue aprobado por el mismo partido de gobierno 10 años atrás, con criterios explícitos sobre qué tipo de proyecto debe aprobarse. "Es el Ministerio de Economía y Finanzas quien revisa, controla y aprueba –o no- cada uno de ellos, así como sus fines y montos".

Por otro lado, se advierte que de ponerse en práctica el nuevo proyecto se afectará "el futuro de miles de estudiantes que podrían acceder a las universidades privadas" y para quienes la beca constituirían "un estímulo para elegir libremente su lugar de estudios y su futuro, aún cuando con sus impuestos sigan contribuyendo al presupuesto de la enseñanza estatal". También se afectará la continuidad de varios proyectos de investigación e innovación.

Las universidades rematan la misiva instando a los legisladores a no acompañar este proyecto, que "retoma la falsa oposición entre educación pública y privada". "Todo lo que se haga a favor de la educación, que es un bien público, sea gestionada por instituciones estatales o de otras áreas de la sociedad, es simplemente el cumplimiento cabal del derecho a la libertad de enseñanza dispuesto por nuestra Constitución".


Populares de la sección