Dormir desnudo (o con poca ropa) tiene sus ventajas

Beneficios en el sueño y en la salud son una buena razón para abandonar los piyamas
Si bien durante el invierno la opción puede ser poco tentadora, la llegada del verano y sus noches más calurosas puede atraer a varios a dormir con menos ropa, o incluso sin ella. Algo que en realidad tiene varios beneficios para distintos aspectos de la salud, desde la forma en la que se duerme hasta la presión arterial.

La recomendación al momento de optar por las prendas con las que irse a la cama es que se trate de ropa ligera y suelta, ya que lo mejor para el cuerpo es mantenerse fresco, de forma que regule su temperatura de forma autónoma.

Para conciliar el sueño es necesario reducir la temperatura corporal, y en ocasiones el abrigo excesivo puede impedir esto. "Si el cuerpo no puede regular correctamente la temperatura, se perjudicará la calidad del sueño", manifestó al portal BBC Mundo el español Francisco Segarra, especialista en medicina del sueño de la Sociedad Española del Sueño.

Otra de las ventajas tiene que ver con el hecho de que el calor excesivo durante la noche puede producir condiciones dermatológicas, o empeorar otras ya presentes, lo que puede producir molestias a la hora de dormir.

La no utilización de ropa interior también ayuda a la ventilación en la zona genital del cuerpo, lo que disminuye los riesgos de contraer infecciones en esa área del cuerpo, como hongos.

La fisióloga sueca Kerstin Uvnas Moberg establece en BBC Mundo que en los casos de las parejas, dormir sin ropa produce un aumento de la hormona oxitocina, que se produce por el contacto de la piel con la piel de otra persona, y refuerza el sistema inmunológico, además de reducir la presión arterial.



Populares de la sección