Dos de cada cinco productos de consumo subieron más de 10% en 2016

Frutas y verduras encabezan el ranking de bienes y servicios que más se encarecieron en el año

Pese a la moderación inflacionaria del último año, todavía 41% de los bienes y servicio que componen la canasta de consumo subieron de precio a una tasa de dos dígitos, un número que sigue siendo elevado por más que se encuentra 10 puntos porcentuales por debajo del año anterior. La baja de la inflación se percibió en el mayor número de productos cuyos precios evolucionaron por debajo del techo del rango meta oficial, de 7%.

De acuerdo a los datos divulgados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios al consumo subieron 8,1% en el último año. Ese ritmo de aumento no fue homogéneo entre los distintos bienes y servicios que componen la canasta de consumo de la población, según los datos procesados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador a partir de los microdatos oficiales.

Durante el último año hubo desde una baja de 27% en el precio del gas por red hasta un aumento de 99% –prácticamente el doble– en el precio del zapallo. El dólar jugó un papel clave en el descenso de precios de varios bienes importados mientras que distintas frutas y verduras se concentraron en el rango de los productos que más se encarecieron.

Pese a la desaceleración respecto al registro de 9,4% todavía un importante número de productos subieron a tasas de dos dígitos, aunque menor que en el año anterior. Mientras que en 2015, 51% de los bienes y servicios subieron 10% o más sus precios, el año pasado ese ritmo de aumento tuvo lugar en 41% de los productos que componen la canasta de consumo local.

En tanto, solo 9% de la canasta aumentó en más de 15%, cuando en el año previo fue el 12% de la canasta.

A pesar de que la inflación no logró cerrar por debajo del 7% que trazó el gobierno como objetivo, hubo un mayor número de bienes y servicios cuyos precios se alinearon con la meta.

Mientras que en 2015 solo 25% tuvieron una variación de precios menor a 7% –incluye aquellos que se abarataron respecto al año anterior– en el último año ese porcentaje trepó a 37%.

Del total de los bienes y servicios de la canasta de consumo, 56,7% varió su precio a una tasa más moderada que en 2015 mientras que 43% de los productos que componen la canasta se encarecieron a un ritmo más acelerado. El restante 0,3% aumentó en igual magnitud que en 2015.

Los que más

En el podio de los bienes y servicios que tuvieron mayores subas hubo una fuerte concentración de varias frutas y verduras.

El zapallo y la manzana se despegaron del ranking de precios. En el primer caso se registró un aumento a prácticamente el doble que en 2015 (99,1%) y en el segundo caso la suba fue de 80,7%.

Dentro de la misma familia, el boniato tuvo una suba de 45,1%, la acelga aumentó 26,4%, la banana subió 24,3% y la espinaca 21,1%. La frutilla aumentó 18,7%, la pera (17,4%) y el limón (16,3%).

En tanto, el precio del almuerzo en colegios y liceos privados subió 23,7%, blazers o chaquetas de tela de otoño-invierno aumentaron 20,4%, cigarrillos 15,9%, servicio doméstico 15,1%, enseñanza preescolar 14% y el taxi 12,5%.

Los que menos

De los bienes y servicios que componen la canasta de consumo, 12% bajaron de precio durante el último año. El servicio de gas por red y los tomates fueron los dos productos que tuvieron los mayores abaratamientos, de 26,7% y 15,1%, respectivamente.

A diferencia de lo que ocurrió en 2015, cuando la fuerte suba del dólar incidió negativamente en la capacidad de los hogares uruguayos para adquirir bienes importados, en 2016 la moneda estadounidense jugó un papel relevante en la baja de precios de algunos bienes que se adquieren fuera del país o que compiten con importaciones.

Así, el precio de las cocinas –al igual que las excursiones– bajó 9,8%, los pasajes de avión descendieron 9%, las motocicletas cayeron 8,2% y los automóviles 6,9%. Los teléfonos celulares disminuyeron 6,3% su precio, seguido por los minicomponentes (-5,6%), aire acondicionado (-5%), reproductor de DVD (-4,7%), computadoras (-4,6%), cámara de fotos digital y lavarropas tuvieron caídas en el precio de 4% en ambos casos.

Perspectivas para este año

Con la inflación bordeando el eje de 8%, el 2017 no estará exento de desafíos. Varios de los factores que jugaron a favor en los meses pasados dejarán probablemente de hacerlo en el horizonte de corto y mediano plazo. Entre ellos aparece la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, que supone una suba más consistente del dólar y la recuperación de los precios internacionales del petróleo, a lo que se suman los ajustes de tarifas públicas aplicados por el gobierno a comienzos de año. Aun con la posibilidad latente en los próximos meses de ingresar en el rango meta (entre 3% y 7%) de forma transitoria, hoy varios analistas que coinciden en que la inflación se estabilizará por encima de la referencia fijada por el BCU y por debajo de 10%.



Populares de la sección

Acerca del autor