Dos de cada diez trabajadores tuvieron rebaja salarial en los últimos tres meses

Este tipo de ajustes es una alternativa utilizada por las empresas antes del seguro de paro o los despidos

En un contexto marcado por el enlentecimiento de la economía y el deterioro del mercado laboral, el 20% de los trabajadores uruguayos tuvo una reducción de salario durante los últimos tres meses a febrero. En agosto de 2015 el 17% había tenido una corrección a la baja manteniendo el resto de las condiciones laborales.

Los datos corresponden al estudio denominado "Los uruguayos y el trabajo", presentado este miércoles por Equipos Consultores en una conferencia organizada por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE). Este tipo de ajuste es considerado como una primera opción para las empresas antes de realizar envíos a seguro de paro o efectuar despidos. La medida alcanza en mayor proporción a trabajadores del interior del país.

Por otra parte, ante la consulta de cuál sería el salario mínimo líquido por el cual se estaría dispuesto a aceptar un empleo, la mitad de los trabajadores respondió que aceptaría percibir $20.000 como mínimo. En promedio esa cifra trepa a $28.119, según el estudio. En Montevideo las personas estarían dispuestas a trabajar por $31.000 líquidos y por $25.000 en el interior.

Además, el trabajo destaca que en febrero de este año casi el 30% de los trabajadores tenía previsto cambiar de empleo en los próximos seis meses y quienes no pensaban hacerlo o no les gustaría hacerlo se ubicaban en algo más de 40%. El resto no tenía previsto cambiar, pero sí le gustaría hacerlo.

"Toda esta distribución es la que tienen que pilotear las empresas en términos de la gestión del trabajo. Estas posibilidades vinculadas con otros indicadores muestran la incertidumbre cotidiana de la realidad organizacional que es de siempre, pero que está bueno evidenciar", dijo durante la presentación la directora de Equipos Consultores, María Julia Acosta.

Otros datos del estudio señalan que el 19% de los trabajadores es miembro de un sindicato o gremio profesional. En tanto, un 22% dice que existe sindicato en su lugar de trabajo, pero no pertenece a él, y el 56% que no existe este tipo de organizaciones en su lugar de trabajo. Además, se destaca que los más jóvenes tienen menor vínculo con algún tipo de organización sindical o gremial.


Populares de la sección