Dudas de edil blanco ponen en riesgo plan del intendente Antía

Sin ese voto la intendencia no podría expropiar y trasladar el asentamiento Kennedy
La posibilidad de un juicio millonario por la expropiación de dos padrones en las inmediaciones de El Jagüel, hacia donde la Intendencia de Maldonado quiere realojar el asentamiento Kennedy, genera dudas incluso dentro de la bancada oficialista y el pedido podría no alcanzar los votos necesarios.
Luego de asumir por segunda vez como intendente de Maldonado, el nacionalista Enrique Antía anunció la intención de realojar el asentamiento Kennedy, ubicado en Punta del Este junto al club de Golf, y en el que viven unas 475 familias. Así, la administración envió a la Junta Departamental un pedido de anuencia con carácter "urgente" para expropiar a ese efecto dos padrones frente al aeropuerto El Jagüel. Para ello, la comuna necesita una mayoría simple de 16 votos, cantidad con la que cuenta su bancada. Pero, según pudo saber El Observador, la posición de uno de los ediles nacionalistas, Adolfo Varela, aún no está definida.

Una fuente de la bancada nacionalista admitió que aún existen dudas, ya que se desconoce qué pasará con la construcción de las viviendas una vez que los propietarios de los terrenos inicien el juicio anunciado y cuándo las familias realojadas podrán disponer realmente de los terrenos. Afirmó, sin embargo, que está de acuerdo con la necesidad del realojo pero que se trata de un tema complejo que requiere un estudio a fondo. Las mismas incertidumbres sobre los terrenos y las consecuencias que puedan tener los juicios tanto para las arcas municipales como para las familias a ser realojadas se manejan en las bancadas del Frente Amplio, que cuenta con 13 ediles, y del Partido Colorado, que tiene dos.

"La posición todavía no es definitiva pero va por una negativa", dijo a El Observador el edil frenteamplista Andrés de León. El edil afirmó que votar estas expropiaciones sería desconocer un plan de ordenamiento territorial realizado en la administración de Óscar de los Santos (2010-2015) y que "cambia las reglas del juego a inversores". "Estamos de acuerdo con la solución de fondo pero la decisión puede generar juicios innecesarios", agregó De León.

En tanto, la edila colorada Rosario Borges afirmó que la bancada aún no ha tomado una decisión pero que "el gran punto" de divergencia es la tierra, ya que los juicios "van a costar mucho a los habitantes de Maldonado". Así las cosas, la comuna no obtendría los votos necesarios para expropiar.

La bancada del Frente Amplio cuestiona además el "apuro" de la administración de Antía para realizar las expropiaciones y se analiza la necesidad de una aprobación por mayoría especial de 21 votos, dado que se trata de un cambio en un Plan de Ordenamiento.

Los propietarios de los padrones enviaron al intendente un recurso de impugnación, en el que afirman que las expropiaciones son "inconstitucionales e ilegales". Afirman además que, en caso de que la expropiación se concrete, realizarán una demanda por varios millones de dólares debido a la diferencia entre lo que pagará la comuna –entre US$ 11 y US$ 13 el metro cuadrado– y el valor de mercado de esos padrones. Según consultas de El Observador con inmobiliarias de la zona, este oscila entre US$ 50 y US$ 60 el metro cuadrado. La comuna argumenta que existe un estudio social y urbanístico a partir del cual se realizó la elección de los predios. En caso de lograr los realojos, la intendencia iniciará un proceso para vender las 65 hectáreas que hoy ocupa el asentamiento Kennedy y tienen un alto valor de mercado.

Populares de la sección