Dumas Oroño, el artista más acá de los murales en peligro

Los murales de Dumas Oroño en la tugurizada Galerías Costa motivó un reencuentro con la obra del artista de herencia torresgarciana

Por Linng Cardozo.

“Hay que tener un coeficiente de inconciencia muy grande para tratar de preservar obras.” La afirmación pertenece a Dumas Oroño cuando fue consultado en 1998 en un programa de televisión de un canal cable de Las Piedras. (Entrevista realizada por Titina Nuñez. Oroño había sido convocado por las autoridades del Liceo Manuel Rosé de Las Piedras para restaurar un mural de su autoría. En verdad, este liceo es muy especial: tiene murales de grandes  pintores nacionales como Augusto Torres, Mattos, Mancebo, Ernesto Vila y Pailós, además de una escultura de Germán Cabrera.

Oroño decía que había que cuidar el “patrimonio cultural” de ese liceo. Pero hizo una observación singular: si los alumnos ven que los pisos tienen pozos, los baños no funcionan, los pupitres están en mal estado, ¿cómo van a cuidar obras de arte? “Esa situación incide en no cuidar”, afirmó.

Algo de eso pasó con sus murales de Galerías Costa que, gracias al esfuerzo de su hija, Tatiana Oroño, la Intendencia de Montevideo se comprometió ahora a trasladarlos a los jardines del Museo Blanes, para ofrecerlos abiertamente al público. Hasta ahora hubo desidia y omisiones, en un edificio tugurizado. (Paradojalmente, en el mismo edificio inconcluso desde 1968, tuvo su sede la Vertiente Artiguista y su otrora líder, Mariano Arana, jamás se preocupó por los murales que se levantaban por encima de sus lentes. Arana estuvo 10 años en la Comisión del Patrimonio y 10 años como Intendente).

EL VIENTO SUR. La obra de Dumas Oroño –había nacido en 1921- fue motivo de una gran muestra en el Museo Blanes. La exposición recogió parcialmente sus trabajos, pero alcanzó para acercarse a la obra de este gran artista y docente. Oroño formó parte de las primeras generaciones de artistas que integraron el Taller de Joaquín

Torres García, la Escuela del Sur. Desde el punto de vista de su lenguaje, Dumas Oroño mantuvo siempre la conexión con el constructivismo, ya sea por la estructura intrínseca a la obra o por los motivos y elementos que la componen, “pero desarrolla un camino propio que se manifiesta en su lenguaje expresivo y en la diversidad de series que realizó”, se dice en la presentación de la muestra que se realizara en el Museo Blanes en febrero de este año. El artista utilizó la materia de una forma más expresiva, y en diálogo con ella aparecen palabras, figuras y símbolos que se disponen en torno a una superficie organizada, componiendo y conjugando un lenguaje abstracto y una nueva narrativa. Era la herencia torresgarciana que lo habitaba.

 

EL DOCENTE CERCANO. Su visita en 1998 al liceo pedrense tuvo que ver con una vocación y compromiso que ejerció hasta su muerte, ocurrida en 2005. Se trataba de acercar lo más posible la expresión artística a los jóvenes. “Su obra testimonia una profunda pasión por la pintura como expresión de un sentir personal y una manifestación social. La conjugación de ambas motivaciones tal vez explique su activismo docente testimoniado por una reflexión pedagógica materializada en libros (La expresión plástica infantil, El dibujo en el liceo, Cinco cuadernos pedagógicos) así como la fundación, animación y gestión de talleres infantiles y juveniles”, dice la presentación de la exposición en el Blanes.

EL MURALISMO. La técnica del muralismo nace de una vocación: democratizar el arte. El arte de museo no entusiasmaba a Dumas Oroño. Por esa razón hizo murales y por esa razón enseñó. Fue un destacado muralista (más de veinte obras en variadas técnicas dentro y fuera del país). Creo obras integradas a la arquitectura: muebles, lámparas, vitrales, rejas, proyectos escultóricos. Fue inventor de una técnica de grabar y colorear a fuego calabazas con las que obtuvo el Gran Premio del Ministerio de Turismo y Cultura, 1969.

LOS MURALES DE GALERÍAS COSTA. Los murales de Galerías Costa fueron hechos en hormigón vibrado y no son estructurales. Son cuatro y tienen una superficie de 35 m2. Las piezas laterales miden 12 m de largo y las otras dos, entre 5 y 7 m. La docente de Historia del Arte, Daniela Tomeo Gaiero, escribió que esos murales nacieron “con la voluntad de enriquecer un espacio luminoso y verde en el centro de un edificio de una avenida 18 de Julio muy distinta a la actual.” El edificio comenzó a construirse en 1967 y pocos años después se detuvo su obra por la muerte de uno de los impulsores de la construcción. Durante todos estos años, apenas algunos locales de la galería estaban activos y algunas oficinas en el primer piso. El edificio se tugurizó hasta que se resolvieron algunos problemas legales y ahora un nuevo inversor comenzará a levantar un edificio. En ese nuevo plan los murales no quedaban. Tatiana Oroño, hija del artista, realizó diversas gestiones a distinto nivel y finalmente obtuvo el compromiso de la Intendencia y del arquitecto que trabaja en el nuevo diseño, se salvar los murales y trasladarlos, al disfrute público, a los jardines del Museo Blanes, el mismo lugar en donde hay una sala con el nombre de Dumas Oroño y en donde el artista fue integrante de la Asociación de Amigos del museo. “Los salvamos. Pero no cantemos victoria. Ahora viene otra parte difícil que es cortarlos e instalarnos en el nuevo lugar”, contó a Retazo de los Cielos la hija del artista.

 

MANUAL PARA NO SORPRENDERSE. Aquí va la lista de trabajos muralísticos de Dumas Oroño.

1. Cerámica vidriada. 4 x 7m. Edificio Santos Dumont. Calle 22 y 30. Punta del Este, Maldonado. Arq. Pintos Risso (1964).

 

2. Terracota en relieve. Banco Exterior de España, Asunción, Paraguay, Arqs. Bogliaccini, Oreggioni y Tealdi (1964).

3. Cerámica vidriada, 10 x 1,5m Galería Yaguarón, 18 de Julio, Montevideo, Arq. Pintos Risso (1964).

4. Cerámica al carbonato, sobre dos pilares de 0,4 x 0,4 x 4,9m y un pilar de 0,6 v 0,6 x 4,9m (1964).

5. Cerámica en relieve, 6 x 2,6 Edificio Beverly II, Jaime Zudañez 2836, Montevideo, Arq. Pintos Risso (1965).

6. Cerámica vidriada, 2,2 v 0,8m Colombes 1306, Montevideo (1965).

7. Cerámica, 10 x 2,4m Edificio Islamar, Av. Francia, Parada 1 Punta del Este, Maldonado, Arq. Pérez Mackinnon (1965).

8. Cerámica engobada, 8 x 1,3m Liceo de Las Piedras, Canelones (1963).

9. Terracota, 6 x 2m Edificio II Campidoglio, calle 20 y 28, Punta del Este, Maldonado, Arq. Pintos Risso (1966).

10. Hormigón vibrado, 35 x 2m Galerías Costa, 18 de Julio 1550, Montevideo, Arqs. Bogliaccini, Oreggioni y Tealdi (1968).

11. Terracotas, 1,6 x 0,7 y 0,4 x 1,6m Casa Campalans, Rivera 6182, Montevideo, Arq. Apolo (1969).

12. Cerámica sobre pared modulada, 2,20 x 1,50, casa Rodríguez López, Maggiolo 573, Montevideo, Arq. Rodríguez López (1968).

13. Mural cerámica, Hotel Azul, Gorlero 540, Punta del Este, Maldonado, Arq. Rodríguez López (1971).

14. Hormigón Vibrado, 12 x 2m, 10 x 1,5m, 2,8 x 1,5m Edificio Ibirapitá, Libertad 2686 y Cavia, Montevideo, Arq. Kruk (1972).

15. Terracotas 3 x 1,6m, 1,8 x 1,6m, 15 x 2,4m, Edificio Ibirapitá, Libertad 2686 y Cavia, Montevideo, Arq. Kruk (1972).

16. Hormigón vibrado, 12 x 1,5m Edificio Juncal 1431/35, Montevideo, Arq. Rodríguez López 1972.

17. Terracota sobre pared modulada, 13 x 2,7m, casa Del Orrio, Mississipi 1522, Montevideo, Arq. Rodríguez López (1973).

18. Hormigón calado, 3.30 x 2,7m, casa Del Orrio, Mississipi 1522, Montevideo, Arq. Rodríguez López (1973).

19. Cerámica vidriada, 10 x 3m, Banco Central del Uruguay, Paysandú s/n, Montevideo, Arqs. Morón y Lucas Ríos (1973).

20. Cemento, 1,2 x 1,5m, casa Faraone, Lagunillas 444 (1974).

21. Pintura acrílica, 4 x 1.7m Edificio Torre Verona, Gorlero y 21, Punta del Este, Maldonado, Arq. Pérez Mackinnon (1979).

22. Madera pintada, 4 x 2m Liceo de Las Piedras, Canelones (1964).

23. Vitral, 0,5 x 0,6 m, casa Duma Oroño, Enrique Guarnero 3962, Montevideo, Arqs. Bogliaccini, Oreggioni y Tealdi (1966).

24. Reja de hierro, 0,6 x 0,6m casa Dumas Oroño, Enrique Guarnero 3962, Arqs. Bogliaccini, Oreggioni y Tealdi (1966).

25. Lámpara de aluminio sobre pared modulada, 12m2, casa Dr. Mario Cayota, Marco Bruto 1449 (1970).

26. Reja y portón de hierro, 2,3 x 2,4m casa Dr. Bertulio, General French 1879, Montevideo, Arq. Rodríguez López (1969).

27. Reja de hierro, 0,5 x 1m casa Dr. Fadol, Millán casi Taim, Montevideo, Arq. Rodríguez López (1969).

28. Lámpara de acero y acrílico, Hotel Azul, Gorlero 540, Punta del Este, Maldonado, Arq. Rodríguez López (1971).

29. Portón de hierro, 2 x 2,2m, casa Del Orrio, Mississipi 1522, Montevideo, Arq. Rodríguez López (1973).

30. Lámpara de aluminio y acrílico, 0,7 x 0,7m, casa Dr. Gil, Av Ponce 1433, Montevideo, Arq. Fornasari (1982).

31. Reja de hierro, 0,7 x 2m, casa Faraone, Lagunillas 444 (1977).

32. Reja de hierro, 0,7 x 2m, casa Faraone, Lagunillas 444, Arq. Valia Faraone (1977).

33. Reja de hierro, 1,2 x 0,60m, casa Tatiana Oroño, Asamblea 4699 y Candelaria, Arq. Horacio Rey (1999).

34. Mural en mueblería Di Martino, Michelini  entre San José y Soriano. (Se desconoce si continúa allí).

35. Mosaico 6 x 2.30, Residencia Dr. Kurdian, Av. Italia 3408. Montevideo, Arq. Pahercov (1963). (Este mural fue destruido en 2005).Algunos de los trabajos fueron realizados en colaboración con el ceramista Orlando Firpo.

NOTA. La foto que ilustra este post fue hecha por Matilde Endhardt.

 


Comentarios

Acerca del autor