Economía lleva un año estancada y expertos prevén que siga sin crecer

Actividad se contrajo 0,5% en primer trimestre arrastrada por la mayoría de los sectores
La actividad de la economía uruguaya cayó 0,5% en términos interanuales durante el primer trimestre del año, pero mostró un leve repunte (0,1%) en términos desestacionalizados sobre el último tercio del año pasado, según el informe de Cuentas Nacionales que divulgó ayer el Banco Central (BCU). El dato no fue sorpresa para los analistas que ratificaron un estancamiento de la economía para este año, mientras que para 2017 hay más de una visión al respecto.

El PIB cayó durante el trimestre enero-marzo por un desempeño negativo de la mayoría de los sectores de actividad, con excepción de transporte almacenamiento y comunicaciones, y la generación de electricidad. El consumo privado cayó 0,8% en términos interanuales en el período enero-marzo. De los últimos cuatro trimestres, solamente repuntó levemente (0,4%) el último cuarto del año pasado, en los anteriores dos períodos ya había descendió.

Otro componente que viene en caída es la inversión, que tuvo su mayor descenso interanual (22%) de los seis trimestres consecutivos que viene por esa tendencia.

En el caso de las exportaciones, mostraron un aumento en el volumen físico del 1,8%, mientras que las importaciones cayeron 17,4% en la comparación interanual. El agro tuvo un desempeño negativo de 4,8% durante el primer tercio del año, mientras que la actividad de la construcción descendió 4,7% en términos interanuales. En el primer caso tuvo una incidencia negativa en la comparación interanual de 0,3 puntos porcentuales y de 0,2 puntos en el segundo.

Pero la rama que pegó en mayor medida fue comercio, restaurantes y hoteles, cuya actividad descendió 4,5% con una incidencia negativa de 0,6 puntos porcentuales en el cierre del primer trimestre.

Estancamiento afianzado

Entre los analistas privados consultados ayer por El Observador hay una visión unánime sobre el "estancamiento" de la economía, luego de conocido el magro desempeño de la actividad durante el primer trimestre. De todas formas, se mantiene la perspectiva de un leve repunte del PIB a partir del próximo año.

La directora del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Administración de la Udelar, Gabriela Mordecki, dijo ayer que el dato no sorprendió.

"Las proyecciones no cambian. Seguimos esperando un crecimiento nulo de la actividad para este año", ratificó la experta. Dijo que esto obedece a que los datos del primer trimestre confirman un "escenario negativo" para la mayoría de los sectores de actividad, con descenso del consumo y la inversión. Como dato positivo, Mordecki destacó la mejora de las exportaciones por un aumento del volumen y un leve repunte de los precios.

"Eso es algo que podría impulsar la actividad a futuro", consideró. Concretamente en el caso del agro explicó que la incipiente recuperación que están mostrando los precios de los commodities que el país produce puede incidir en las "decisiones" que los agentes toman para la siembra de cultivos de invierno (en pleno proceso) y verano (que comienza en octubre próximo). Mordecki destacó la incidencia positiva que está mostrando la producción de celulosa sobre toda la cadena de la forestación, algo que está amortiguando el descenso que registraron otras actividades como la agricultura, ganadería y lechería.

Otro de los elementos que la académica valoró fue la mejora que tuvo la generación de electricidad por el mayor aporte de las energías renovables, en particular la eólica. "Ahora no solo está incidiendo la mayor o menor generación de las represas", explicó. En la otra vereda, indicó que los sectores que tienen los mayores niveles de empleo (industria, comercio y construcción) siguen "en problemas", algo que ya está repercutiendo con un menor nivel de personas que está en búsqueda de empleo.

Pese a ese panorama adverso para 2016, con escasas chances de ver mejoras en las economías de la región (Brasil y Argentina), el Instituto de Economía espera que la economía uruguaya muestre un repunte de 1% el próximo año. "Esperamos una recuperación gradual", precisó Mordecki.

El socio de la consultora Deloitte, Pablo Rosselli, dijo anoche a El Observador que el escenario de estancamiento económicos que ya lleva varios trimestre fue ratificado. Explicó que esto lleva a tener un crecimiento nulo este año, aunque tampoco se puede descartar "una caída moderada" de la actividad porque se está configurando una coyuntura "francamente pobre en materia de competitividad", alertó.

En la misma línea, el economistas Guzmán Etcheverry del Centro de Economía, Sociedad y Empresa de la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo, apuntó que desde el tercer trimestre de 2014, la actividad económica en Uruguay se mantiene estable, sin crecimiento. "Según nuestros modelos, el crecimiento de este año será prácticamente nulo, de 0,1%. Para 2017 se espera un leve repunte del nivel de actividad, con una variación de 0,9%", comentó.

En tanto, el economista Aldo Lema, de Vixion Consultores, escribió ayer en su cuenta de Twitter que las cifras del PIB del primer trimestre "estuvieron dentro de lo esperado; no cambian mayormente el panorama de 2016 de estancamiento".

La mediana de los analistas encuestados por El Observador a fines de mayo esperaba que la economía uruguaya crezca 0,2% este año y 1% en 2017. Los resultados de junio serán publicados en la última semana del mes e incluirán la revisión de los expertos a la luz de los datos divulgados ayer.

El costo del ajuste


El economista de CPA Ferrere, Gabriel Oddone, realizó ayer una presentación sobre la coyuntura del país antes que se conociera el dato del primer trimestre de este año. Allí pronosticó que la economía uruguaya tampoco crecerá en 2017 por el impacto que tendrá el ajuste fiscal que planea instrumentar el gobierno ese año.

"Como todo ajuste tiene un golpe recesivo porque se aumentan impuestos y se disminuyen gastos con lo que se afecta la demanda. El ajuste fiscal en nuestra estimación tiene un efecto de dos décimas sobre el crecimiento del año que viene, afirmó Oddone durante la conferencia denominada Estancamiento y ajuste fiscal: ¿qué podemos esperar para 2017?.

Esto también supone que el desacople mostrado por Uruguay respecto a la región en materia de crecimiento se "diluya". De hecho, para el próximo año se espera que el promedio de expansión de la región sea de 2%, según explicó.

Por otro lado, para 2016, se espera que el Producto Interno Bruto (PIB) de Uruguay crezca 0,3%. "La economía estará virtualmente estancada con crecimiento de entre 0% y 0,5% (en los próximos dos años). En términos comparados no es una tan mala noticia porque en la región Brasil y Argentina se van a contraer y Uruguay no caería. Pero en términos comparados con los últimos años es una mala noticia porque vamos a crecer mucho menos de lo que veníamos creciendo", apuntó Oddone.

Populares de la sección