Edición especial para el poeta más "Azul..."

Alfaguara y la Academia Real Española presentaron un libro conmemorativo del nicaraguense Rubén Darío
En febrero de 1916, trescientos años después del fallecimiento de Miguel de Cervantes, la literatura en español perdía a otra de sus voces neurálgicas, el nicaragüense Rubén Darío. Conocido como el "príncipe de las letras castellanas", el poeta se destacó como el mayor exponente del modernismo literario del español, y hoy en día se mantiene como una de las influencias más importantes de la poesía hispánica.
Para conmemorar su legado a un siglo de su muerte, la editorial Alfaguara y la Real Academia Española (RAE) lanzaron el libro Rubén Darío, del símbolo a la realidad durante el Congreso de la Lengua Española.

"La influencia de Darío fue fulminante tras la publicación de Azul..., una llamada de arrebato a los poetas en español para que se esforzaran en rescatar la poesía del pozo oscuro en el que estaba", sostuvo el director de la RAE, Darío Villanueva.

El libro, coordinado por el director de la Academia Nicaragüense de la Lengua Española, Francisco Arellano Oviedo, incluye tres de los libros fundamentales del autor: Prosas profanas y otros poemas (1896), Cantos de vida y esperanza: Los cisnes y otros poemas (1905), y del libro en prosas Tierras solares (1904).

El texto Tierras solares recoge las crónicas publicadas por Darío en el diario argentino La Nación sobre su tercera visita a España, en 1904, y las escritas en el mismo año durante su viaje por Bélgica, Alemania, Austria-Hungría e Italia.

Según la directora editorial de Alfaguara, Pilar Reyes, la labor periodística de Darío "puso patas arriba nuestro idioma", y aunque "fue su lado literario menos conocido, fue apasionante" en sus letras.

La edición cuenta con el estudio introductorio del escritor nicaragüense Sergio Ramírez, acompañado por textos del autor mexicano José Emilio Pacheco y del poeta español Pere Gimferrer.

Enriquecen estos comentarios preliminares artículos de Julio Ortega, Julio Valle-Castillo y Jorge Eduardo Arellano, quienes escriben sobre los dos poemarios, y Noel Rivas Bravo, que analiza Tierras solares.
Completan el conjunto de textos los estudios monográficos del fenecido Pablo Antonio Cuadra, ganador del Premio Rubén Darío de Poesía Hispánica en 1965; de José Luis Vega, director de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española; José Carlos Rovira, uno de los editores de la obra poética de Darío; y Pedro Luis Barcia, expresidente de la Academia Argentina de Letras.

Según agregó Villanueva, Darío fue un "renovador profundo y genial de nuestra lírica común y activador de todas las potenciales expresivas del español como proveedor inagotable de palabras esenciales en el tiempo".

Fuente: En base a EFE

Populares de la sección