Ediles de Salto votan investigadora por boletas adulteradas

El Frente Amplio asegura que cuenta con el apoyo necesario para dar paso a la investigación
La comisión preinvestigadora iniciada en la Junta de Salto para evaluar la aparición de boletas adulteradas consideró que hay elementos suficientes para dar paso a una investigación en profundidad que abarque a todas las rendiciones de cuentas presentadas por los representantes departamentales desde el inicio de esta administración.

El edil frenteamplista Carlos Beasley, quien presidió la comisión preinvestigadora, informó a El Observador que el caso cumple con los requisitos reglamentarios para llevar adelante una investigación. La Junta tratará el tema antes del jueves y allí se votará si finalmente se conforma la investigadora o no.

Para aprobarla se necesitan al menos 16 votos. Según Beasley el FA cuenta con el apoyo suficiente para alcanzarlos. El día que se trate el tema no podrán estar presentes los ediles frenteamplistas involucrados en la denuncia -Martín Pertuzzati, Eduardo Godoy y Daiana Añasco- y tampoco podrá estar presente la madre de Pertuzzati, ya que si bien es edila tiene vínculo directo con el implicado. En esos casos entrarán en la discusión los representantes suplentes.

La comisión preinvestigadora había sido impulsada por el Partido Nacional, aunque luego la oposición no participó por considerar que no había garantías de que se pudiera investigar con transparencia dado que el presidente de la Junta, Martín Pertuzzati, era uno de los involucrados directos y no tenía en plan dejar el cargo.

El debate se inició luego de que el gobierno salteño denunciara la aparición de ocho facturas adulteradas que habían sido rendidas por tres ediles frenteamplistas. Las primeras tres en aparecer fueron las boletas presentadas por gastos en el Hotel Petit Rivera Hotel. Cada una de ellas debía ser por $ 449, pero el monto que se rindió fue por $ 4.449.

Otro comprobante, con fecha 16 de octubre de 2015, señalaba un gasto de $ 4.462 cuando la copia original indicaba $ 1.462. Luego se rindió cuentas por una factura de $ 2.610 del restaurante "Lo del Vasco" el 18 de diciembre, mientras que el gasto original fue por $ 610. En enero de este año otras dos boletas presentadas mostraron diferencias con las facturas originales: una del restaurante La Mostaza, que originalmente era de $ 671, pero el monto rendido fue por $ 6.671 y otra del Hotel Balfer, donde la copia original mostraba que el gasto había sido por $ 230, pero el comprobante presentado fue por $ 4.630. Una octava boleta refería a publicidad contratada para una radio comunitaria. La boleta fue firmada por $15.000, pero la emisora recibió solo cinco.

Estas diferencias llevaron a la administración a presentar una denuncia penal contra los ediles frenteamplistas Martín Pertuzzati, Eduardo Godoy y Daiana Añasco, que fueron quienes firmaron las boletas. Desde la fuerza política también se les ha pedido la renuncia a la banca aunque hasta el momento solo han renunciado a su sector político dentro del FA.

Populares de la sección