Educación continua en emergencia: la clave para salvar vidas

A 25 años de su fundación el servicio de emergencia médica de Suat inaugura un centro tecnológico de educación médica continua

Una sirena, luces azules y rojas encendidas. Entre el movimiento y el sonido se puede identificar una camioneta blanca que marcha a toda velocidad y, en ella, el logo verde de Suat.

Esto es lo que ve cualquier transeúnte que se cruza con una ambulancia de esta empresa. Pero la verdadera acción se halla dentro del vehículo, en donde hay un reducido equipo médico preparado para enfrentar momentos críticos en los que actuar de forma rápida y eficiente resulta crucial.
Hace 30 años, cuando el pediatra intensivista y fundador de Suat, José Luis Cabrera, se subió por primera vez a una ambulancia notó que, a pesar de su vasto conocimiento teórico, tenía problemas para reconocer la ubicación de los equipos en el vehículo y sabía muy poco sobre el protocolo de actuación frente a un accidente o un siniestro.
En ese momento comenzó a visualizar algo que concretaría cinco años después, en 1991, cuando surgió el servicio de emergencia móvil de Suat: preparar a los médicos para enfrentar situaciones límite.

"El grupo de médicos que trabaja en emergencias móviles ha cambiado a lo largo de los años. Antes quienes subíamos a las ambulancias éramos intensivistas y anestesistas; ahora entran a trabajar en ambulancias médicos muy jóvenes, que no tienen experiencia", señaló Cabrera, quien hoy es uno de los cuatro profesionales que integran el Comité de Educación Médica Continua, el órgano que desde 2007 coordina los cursos dictados por Suat.

"Desde los inicios, hace 25 años, comenzamos por voluntad propia a capacitar a nuestros médicos con talleres de actualización de crisis asmática, estado epiléptico, entre otras situaciones en las que es vital atender con rapidez al paciente", recordó.

El concepto esencial detrás de la calidad de los servicios de Suat es el de educación médica continua. Para ello, desde sus orígenes, aspira a brindar a su personal –y desde 2012 a personal médico de cualquier hospital– cursos de calidad que fueron acreditados por reconocidos organismos internacionales como el Consejo Europeo de Investigación. Además Suat es la primera Emergencia con la acreditación de la Escuela de Graduados de la Facultad de Medicina (UdelaR).

Medicina crítica

Simulaciones de casos clínicos y de paros cardíacos con maniquíes, prácticas de destrezas y participación en ambulancias en situaciones reales son diferenciales de los cursos y actualizaciones de Suat. Ahora, en coincidencia con sus 25 años, acaba de inaugurar su propio centro de última generación para practicar destrezas.

"Este es un gran avance para seguir creciendo. Hasta hace poco los talleres se hacían en el auditorio de la administración de Suat", dijo Cabrera.

El centro de Educación Médica Continua, ubicado en Parque Batlle, posee la infraestructura para capacitar a distintos grupos al mismo tiempo, un anfiteatro para 50 personas y salas en donde ya se comenzaron a realizar simulaciones.

Emergencia aérea, arritmia, traslado crítico, cardiopatía, urgencia ginecoobstétrica y parto, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), enfermedad asmática, soporte vital, trauma, entre muchas otras situaciones son abordadas por el personal experimentado que brinda los cursos de Suat.

Allí la experiencia en medicina crítica es la clave para una enseñanza de calidad.

Este es el séptimo año consecutivo en el que se realiza el curso de Emergencia Prehospitalaria, la capacitación emblema de Suat, que dura siete meses. Alrededor de 200 médicos hicieron este curso desde 2011 y se espera que con el nuevo centro se supere esa concurrencia en el curso que comenzará en marzo del año que viene.

Pero no solo la comunidad médica y paramédica puede enfrentarse a una situación límite en temas de salud.

En un video sobre la resucitación cardíaca realizado por la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular (CHSCV) y publicado en YouTube, el periodista Aureliano Folle resume la situación: "Imaginate que estás tranquilo, trabajando y el que tenés al lado se te cae al suelo. No sabés qué le pasa. No hay lugar a dudas, tenés que actuar rápido y sin miedo", dice

Para abordar este tipo de situaciones, Suat también ofrece cursos a los que puede acceder cualquier persona que esté interesada, a partir de los 14 años.
La capacitación en Soporte Vital Básico consiste en un taller de tres horas en el que se enseña cómo realizar un masaje cardíaco y cómo utilizar los desfibriladores externos automáticos (DEA), que son esos pequeños aparatos –usualmente amarillos– que por ley (18.360) deben estar en todos los lugares públicos con mucha concurrencia en Uruguay.

Solo un 4%


"Realizar la maniobra de resucitación cardíaca a tiempo, es decir, en los primeros 10 minutos del paro, aunque lo mejor es lo antes posible, puede salvar una vida", dijo Cabrera. "Hay pautas mundiales que dicen que la comunidad debería estar instruida en este tipo de maniobras en un 70% u 80%", agregó. En Uruguay esta cifra es mucho menor. De acuerdo con datos revelados por la CHSCV solo alrededor de 100 mil uruguayos saben de resucitación, lo que representa menos de un 4% de la población total. Para contrarrestar eso –además de brindar cursos de Soporte Vital Avanzado para la comunidad médica– Suat instaló puestos para enseñar resucitación cardiopulmonar (RCP) en diferentes empresas, además de brindar estos cursos en sus propias instalaciones, de forma gratuita. "Hace 10 años tuvimos el primer caso de resucitación realizado por la comunidad en un club deportivo y desde ese entonces no paramos de recibir casos de éxito. Hoy tenemos uno por semana", sostuvo Cabrera.

El año pasado se capacitaron unas 4.000 personas, lo que implica alrededor de un curso al mes. "Aunque a veces se repiten en un mismo mes si hay demanda suficiente", explicó Cabrera. La inscripción es a través de suat.com.uy o por teléfono al 27110711.


Populares de la sección