EEUU: exrecluso de Guantánamo "podría ser" una amenaza

La nueva embajadora dijo que no saben dónde está ni lo que planea.
La nueva embajadora de Estados Unidos en Uruguay, Kelly Keiderling, dijo que el exrecluso de Guantánamo, Jihad Diyab, quien llegó a Uruguay en calidad de refugiado y cuyo destino se desconoce, "podría ser" una amenaza para la seguridad.

"Nos preocupa cualquier señor como el señor Diyab que una vez estuvo en Guantánamo. No controlamos a los seres humanos. Quién sabe lo que está en su cabeza. Es mejor saber si es o no un riesgo, entender en qué está, dónde está, qué planea. En el mundo de la seguridad se hace todo lo posible para entender cuáles son las amenazas y ver si hay manera de mitigar esas amenazas", explicó la diplomática durante su primer conferencia de prensa en el país.

Keiderling informó que hay "oficiales" del Departamento de Estado que llegaron a Uruguay para hablar con autoridades uruguayas por "el tema de Diyab" y "en general de detenidos". La embajadora definió esa interacción como un "contacto" para ver si alguien oyó o vio algo.

"Hubiéramos querido, así como Uruguay hubiera querido, que el señor Diyab permaneciese en Uruguay", expresó.

A pesar de la situación particular de Diyab, la diplomática señaló que la Casa Blanca mantiene la política de cerrar la cárcel. En este sentido, dijo que siguen alentando a países de todo el mundo para que puedan recibir más reclusos. Sin embargo, indicó que por el momento el momento no está planteada la posibilidad que Uruguay reciba nuevos detenidos de Guantánamo.

Bienvenida

Con una copa en la mano la nueva embajadora brindó por la libertad de prensa y así concluyó su primer acercamiento con Uruguay.

Keiderling habla español, entre otros seis idiomas. Se crió en Latinoamérica y Portugal en el seno de una familia diplomática.

Trabaja en el Departamento de Estado como diplomática de carrera desde 1988. Fue sub-jefa de misión y encargada de negocios en Caracas, donde fue expulsada por el gobierno venezolano bajo alegato de espionaje.

Consultada por la situación en Venezuela, la diplomática dijo que su gobierno no quiere violencia. "Queremos que se respeten los derechos humanos, queremos que se liberen los presos políticos y que haya un diálogo", señaló.

Además de su pasaje por Venezuela, Keiderling cumplió funciones en Cuba, Moldavia, Botsuana, Kiguistán, República Dominica, Etiopía y Zambia.

En Washington, se desempeñó como subsecretaria adjunta principal para asuntos de Educación y Cultura del Departamento de Estado. Ésta oficina se encarga de diseñar y ejecutar programas de intercambios para avanzar las políticas internacionales de Estados Unidos.

"Es todo un caballero el presidente Vázquez"

Como el protocolo indica, la nueva embajadora de Estados Unidos en Uruguay se reunió con el presidente, Tabaré Vázquez. "Fue una conversación lindísima. Es todo un caballero el presidente Vázquez", dijo la diplomática, quien aseguró que está "emocionada" de haber llegado al país.

Repitiendo las palabras del presidente, Keiderling dijo que los dos países tienen mucho en común. La funcionaria estadounidense señaló que en el siglo XXI "el tamaño del país importa menos" y lo que más relevancia tiene son los espacios de cooperación. En este sentido, la embajadora indicó que Uruguay y Estados Unidos comparten la agenda global debido al ingreso de Uruguay al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

"Combate contra el terrorismo, el narcotráfico y los ilícitos financieros" así como las epidemias que "azotan" a escala mundial son algunos de los desafíos que la embajada señaló. También dijo que trabajara para aumentar el comercio entre ambos países.

Populares de la sección