EEUU suspendió proceso rápido de visas para extranjeros altamente calificados

La visa H-1B se otorga a decenas de miles de extranjeros todos los años

Las autoridades estadounidenses suspendieron temporalmente el procesamiento rápido de una visa de uso frecuente de parte de las empresas de tecnología para reclutar trabajadores extranjeros calificados denominada H-1B.

Los servicios de inmigración (USCIS) señalaron que la suspensión pretende ayudar a mejorar el proceso de concesión de las visas. Sin embargo, la medida se produce en momentos en que el presidente Donald Trump se comprometió a priorizar el trabajo para los estadounidenses y esta limitación parece ir en esta línea.

El año pasado Estados Unidos ofreció unas 85.000 visas H-1B. De estas, unas 65.000 fueron dadas con el trámite habitual y las restantes 20.000 se concedieron a través de este sistema rápido que acaban de suspender. Si bien la USCIS también admitió que podrían hacer excepciones por cuestiones humanitarias, estas estarán muy limitadas.

La visa H-1B es otorgada a decenas de miles de extranjeros altamente calificados cada año, pero a partir del 3 de abril los solicitantes no podrán utilizar ese costoso atajo al que recurrían para obtenerla más rápidamente, de los varios meses que insume habitualmente a 15 días, mediante pago de 1.225 dólares. El viernes, USCIS anunció que ese procedimiento será suspendido por un período de hasta seis meses.

Según USCIS, las visas se conceden a científicos, ingenieros, programadores informáticos" en ocupaciones "que requieren la aplicación teórica o práctica de un cuerpo de conocimientos altamente especializados."

En este sentido uno de los lugares más afectados por este freno es la meca del desarrollo tecnológico estadounidense: Silicon Valley, ya que allí el dinero no es una barrera para el pago de estas visas que se emplean para emplear a inmigrantes con estudios, sobre todo en el campo de la informática.

Trump vs Silicon Valley

Luego del primer decreto migratorio emitido por la administración Trump, que finalmente fue vetado por la Justicia, el enfrentamiento entre el gobierno y los multimillonarios que son cabeza de las grandes empresas asentadas en la afamada bahía de San Francisco era evidente.
Compañías como Apple, Facebook, Google, Microsoft y Twitter, habían presentado un documento legal ante el tribunal federal de apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco en respaldo a una demanda en curso contra esa orden ejecutiva de Trump, que ahora tiene un nueva versión.

Los empresarios interpretaron que esta medida iba en contra de su desarrollo económico, ya que el 36,7% de los empleados de estas empresas son extranjeros. Por eso todos los miembros de compañías de Silicon Valley que ocupaban puestos en el consejo económico de Trump abandonaron sus puestos, con la única excepción del fundador de Tesla y amigo del presidente, Elon Musk, que continúa respaldándolo.

Previo a esto, el primer gran capítulo de este enfrentamiento fue por el sistema de transporte, el Caltrain, al que se le retiró una subvención de US$ 647 millones para hacerlo elétrico.


Fuente: Con información de AFP