EEUU y Rusia acuerdan cese al fuego en el norte de Siria

tregua. La ciudad de Alepo era el centro de los enfrentamientos
Mientras las grandes potencias tratan de promover otro alto el fuego, horas antes de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, los enfrentamientos continuaron al inicio de esta semana en Siria con duros combates en la ciudad de Alepo, ubicada al norte, y bombardeos del régimen contra zonas rebeldes cerca de Damasco.

Según sostuvo ayer en un comunicado el Departamento de Estado de Estados Unidos, la Casa Blanca y Rusia acordaron extender el cese al fuego en Siria para incluir la provincia de Alepo, y se coordinarán para reforzar la vigilancia de la nueva disposición.

Las autoridades norteamericanas consideraron en el comunicado como "muy importante" que Rusia "redoble sus esfuerzos" para presionar al presidente sirio, Bashar al-Assad, a cumplir con la nueva disposición, mientras Washington hace su parte con las fuerzas de la oposición siria.

"Nuestro objetivo sigue siendo, y siempre ha sido, un solo cese al fuego en todo el país, que cubra toda Siria, no una serie de treguas locales", sostuvo el comunicado.

El vocero norteamericano Mark Toner afirmó que "desde que esto entró en vigencia", sobre la medianoche de Damasco, hubo "un descenso de la violencia en estas áreas".

Desde la reanudación el 22 de abril de los combates en Alepo (norte), segunda ciudad del país, murieron 284 personas –entre ellas 57 niños y 38 mujeres– por los enfrentamientos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La batalla de Alepo –ciudad dividida desde 2012, con sectores rebeldes y gubernamentales– rompió la tregua que entró en vigor el 27 de febrero pasado, impulsada por Estados Unidos y Rusia.

El régimen sirio y sus aliados rusos justifican la ofensiva contra Alepo del 22 de abril por la presencia en esta ciudad de miembros de Al Nosra, y del grupo Estado Islámico (EI). Sin embargo, para Estados Unidos el alto el fuego debe ser "nacional" y Alepo "nunca" estuvo fuera de las negociaciones de tregua.

Una coalición de grupos rebeldes llamada "Fatah Halab" ("La conquista de Alepo") lanzó el martes una ofensiva contra los barrios occidentales, controlados por el régimen. Los enfrentamientos prosiguieron en la madrugada de ayer en la periferia de esa localidad, según un corresponsal de la AFP en el lugar.

Los reportes desde el lugar indican que se trata de los combates "más violentos en Alepo desde hace más de un año", aseguró el director del OSDH, Rami Abdel Rahman. Ayer por la mañana reinaba una relativa calma, pero tres civiles murieron cuando un cohete cayó sobre un barrio controlado por las fuerzas progubernamentales, según la agencia oficial Sana.

Fuente: Agencias

Populares de la sección