Efectivo y ubicación alejada: el combo que hace a los peajes blanco de robos

El domingo delincuentes armados asaltaron el peaje de Soca y se llevaron $ 40 mil

Aun con nuevas medidas de seguridad y el retiro del dinero en varios momentos del día, el robo a peajes volvió a surgir el pasado fin de semana. Para las autoridades policiales, los hechos continuarán sucediendo en la medida que haya dinero en efectivo.

El domingo, cuatro personas armadas y con chalecos antibalas robaron el peaje de Soca, ubicado en el kilómetro 50 de la ruta 8. El caso se suma a los otros dos ocurridos a principio de 2015 en el peaje de Pando y Solís; y por los que el Ministerio del Interior ordenó a la Policía de Tránsito no difundir más información sobre el movimiento de peajes en la prensa.

En aquellas ocasiones, los delincuentes se llevaron casi $ 2 millones de un peaje y un millón del otro. En este último caso, la cifra robada fue mucho menor: $ 40 mil.

Para el jefe de Policía de Canelones, Gustavo Fernández, no es la cantidad de dinero lo que motiva la rapiña, sino las facilidades que implica la ubicación alejada y vulnerable de los peajes.

"En la medida que se van adoptando medidas de seguridad en distintos lugares, los delincuentes empiezan a buscar nuevas fuentes donde pueda haber cierta cantidad de dinero y evalúan los riesgos. La cantidad de dinero no es significativa", dijo Fernández a El Observador.

Para el jefe de Policía de Maldonado, Erode Ruiz, los riesgos que corren los delincuentes al robar un peaje no necesariamente son menores que el de una rapiña cualquiera, pero los montos que allí se manejan siguen siendo motivación suficiente.

"Las rapiñas se dan en primer lugar porque hay efectivo, en segundo lugar porque el dinero que llevaron (en robos pasados) fue muy importante (...) Ellos se manejan con lo que se recauda. Si en una hora pasan 3 mil autos, lo multiplicás por lo que cuesta el peaje y es mucha plata", opinó Ruiz.

Al día de hoy, la seguridad de los peajes está a cargo de empresas de seguridad privada, por lo que desde jefatura desconocen las medidas que se implementan.

Según Ruiz, en el último tiempo, peajes como el de Pando y Solís reforzaron su seguridad con la instalación de rejas y algunas puertas electrónicas. Desde Policía refuerzan esos controles con monitoreos de la zona y rutas, así como refuerzos de 222 en situaciones puntuales.

Por ejemplo, ante el robo de ayer, la Jefatura de Maldonado decidió colocar una vigilancia permanente extra en el peaje de Solís durante la noche y madrugada de este lunes como precaución, en caso que los delincuentes del peaje de Soca se trasladaran a este otro peaje en busca de más dinero, dijo Ruiz.

Casos anteriores

2 de enero de 2015: Robo de casi $ 2 millones del peaje de Pando. Según el texto policial los individuos efectuaron disparos, redujeron a un agente de Policía Caminera que se encontraba realizando un servicio de 222. Le robaron su arma de reglamento, una pistola 9 mm y lo esposaron con su propias esposas. También redujeron a una guardia de seguridad y a los trabajadores del peaje. Rompieron la caja fuerte, se llevaron unos dos millones de pesos y se dieron a la fuga.

2 de mayo de 2015: Robo de casi $ 1 millón del peaje Solís. Cinco hombres llegaron al peaje y con las caras tapadas pidieron la recaudación. En el lugar había dos cajeras, una supervisora y dos guardias de seguridad, quienes no resultaron heridos. Los delincuentes no quitaron las armas ni el chaleco a los guardias y huyeron con el dinero.



Populares de la sección