Eike Batista, la estrepitosa caída del hombre más rico de Brasil

Fue detenido este lunes en el aeropuerto internacional de Río de Jaineiro; su fortuna es de más de US$ 30.000 millones
Fue el más rico de Brasil y quiso ser el número uno del mundo, pero el ascenso de Eike Batista fue tan meteórico como breve. Su estrepitosa caída empezó en 2013, con su naufragio empresarial, y culminó este lunes con su detención por corrupción.

Fue arrestado hoy por la Policía e ingresado en una cárcel de Río de Janeiro, en cumplimiento de una orden de prisión dictada la pasada semana por su implicación en la trama de corrupción de la petrolera Petrobras.

Batista, de 60 años, fue detenido por agentes de la Policía Federal que lo esperaban en el aeropuerto internacional de Río de Janeiro, adonde llegó en un vuelo procedente de Nueva York.

Fanático de la velocidad y de las lanchas deportivas, este empresario de 60 años se convirtió en un emblema del entusiasmo global que generó Brasil en los últimos tiempos, lo que le permitió captar a grandes inversionistas para su proyecto petrolero.

"Yo creí en eso. Viviendo en un país que tenía aquellos descubrimientos de petróleo gigantescos, ¿por qué yo no podía ser bendecido con uno de ellos?", se preguntaba Batista en una entrevista en 2013 con el diario The Wall Street Journal.


Pese a no tener estudios universitarios, este empresario que se hizo a sí mismo logró que su grupo de minería y energía EBX subiera como la espuma amasando una fortuna de más de 30.000 millones de dólares.

Quería ser el hombre más rico del mundo, le confesó a la revista Forbes, que en 2012 lo designó como el séptimo de la lista, antes de concederle el dudoso título de "gran perdedor del año".

Su fortuna cayó a menos de mil millones de dólares en un derrumbe que comenzó a mediados de ese año, cuando la petrolera OGX reconoció que no cumpliría con sus metas de producción.

Los mercados le dieron la espalda, los inversionistas comenzaron a presionar por resultados y Batista se transformó en el hombre que perdió miles de millones de dólares en un tiempo récord. En esa época, aseguró que fue engañado por ejecutivos petroleros y hasta culpó a la alineación de los planetas por el derrumbe de su empresa.

Los astros y las "X" -


Hijo de una alemana y del empresario brasileño Eliezer Batista -un exministro de Minas y Energía y expresidente de la gigante minera Vale cuando era estatal-, Batista es un personaje excéntrico y supersticioso, que habla varios idiomas y a quien le gusta mostrarse como un 'self-made man'.
Queriendo atraer fortuna, añadió a todas sus empresas la letra X para simbolizar la multiplicación de la riqueza y, en un arranque de ostentación, llegó a tener un Mercedes-Benz SLR McLaren de medio millón de dólares estacionado en la sala de su casa.

Sintiéndose con ángel, incluso escribió un libro con diez recetas para convertirse en millonario.
Sin embargo, la suerte cambió en los últimos años para este hombre de negocios que quería recuperar su fortuna con el lanzamiento de una pasta dentífrica blanqueadora 'milagrosa' y que este lunes se convirtió en la última víctima de las investigaciones de corrupción derivadas de la operación Lava Jato.
Batista estaba en Nueva York cuando la policía llegó el jueves a su casa en Río de Janeiro para detenerlo y, hasta su regreso este lunes a Brasil para entregarse, figuraba en la lista roja de captura de Interpol.

Playboy


Eike Batista fue campeón en carreras internacionales con lanchas deportivas y estuvo casado con una modelo de Playboy y reina del carnaval de Rio de Janeiro, Luma de Oliveira, con quien tuvo dos hijos, Thor y Olin, famosos por sus excesos.

En 2013, Thor -entonces de 21 años- fue condenado a pagar medio millón de dólares y a realizar trabajos sociales por haber atropellado y matado a un ciclista en marzo de 2012.
Según el fallo, el hijo mayor de Eike conducía a "altísima velocidad" con una conducta "imprudente", por lo que tuvo responsabilidad en el accidente.

Su hijo Olin es DJ y viaja por el mundo animando fiestas.

Creyente en las supersticiones y los astros, Eike Batista dijo en su entrevista a The Wall Street Journal hace cuatro años: "Si usted mira mi mapa astral verá que este periodo no fue favorable para mí".

Populares de la sección