El acné podría fortalecer la piel frente al envejecimiento

La premisa fue comprobada por científicos del King's College de Londres

Al contrario de lo que se podría pensar en primera instancia, haber tenido acné en la juventud podría ayudar a retrasar los efectos de la vejez en la piel, ya que según estudios científicos, esta se hace más fuerte si se padeció la afección.

La premisa fue comprobada por científicos del King's College de Londres, en Inglaterra, que según publicó BBC Mundo, realizaron un estudio con un grupo de 1.205 mujeres gemelas voluntarias. De este grupo de mujeres, el 25% había tenido problemas de acné. Los investigadores comprobaron en ellas el tamaño de sus telómeros de sus glóbulos blancos, encargados de proteger los cromosomas del deterioro, y los contrastaron con aquellos de las mujeres que nunca habían padecido la afección.

Cuando se envejece, estos telómeros se van deteriorando gradualmente, algo que termina en muerte celular y por ende en el envejecimiento de la piel. Los resultados mostraron que las mujeres que había padecido acné en su juventud poseían telómeros más largos, por lo tanto menos desgastados.

Más allá de que desde la dermatología se conocía que la piel grasosa y propensa al acné presentaba un efecto de envejecimiento tardío, los investigadores pudieron detectar detalles que explican este fenómeno con mayor claridad.

Veronique Batallie, una de las doctoras que participó en la investigación explicó que los telómeros más largos son solo uno de los factores relacionados al envejecimiento y el acné, ya que su longitud también podría significar una mayor fortaleza en los huesos. "Es un alivio saber que existe algún aspecto positivo de tener que lidiar con el acné", explicó.

A pesar de que el estudio se realizó solo en mujeres, los científicos aseguraron que los resultados se pueden aplicar de igual manera a los hombres, aunque se deberán plantear futuras investigaciones en este sentido.