El agro se ahorraba US$ 1 millón si no diferían la baja de combustibles

El gobierno anunció que el ajuste será alrededor de 5% a partir del 1° de enero próximo; el cálculo es sobre el 100% de la soja, pero ya se sembró 70%

Si el descenso en el precio del gasoil se confirma en 5%, y se pudiera aprovechar para achicar el costo de la siembra del 100% del área de soja de 2014/15, significaría un ahorro de US$ 1 millón en el sector agrícola.

El impacto cierto del ahorro es difícil de estimar, pues depende de los acuerdos de pago entre proveedores y usuarios. En algunos casos se hace a los 30 días de levantar el combustible, pero en otros a 45, a 60 o más días. Algunos abonan el precio del gasoil del día de pago y otros del día en que lo retiran.

De concretarse la rebaja el 1° de enero, los que negociaron el gasoil en noviembre (cuando se concentró la actividad de cosecha y siembra) lo aprovecharán o no dependiendo de sus acuerdos.

Si el ahorro del 5% se pudiese aplicar al 100% del área sojera –1,5 millones de hectáreas– significaría US$ 996.000; si se aplica solo al área que resta sembrar, estimada en 30%, serían US$ 298.800.

Juan Maisterra, presidente de la Cámara Uruguaya de Servicios Agrícolas, admitió a El Observador que cuanto antes se aplique la rebaja, será mayor la cantidad de productores que la aprovecharán para achicar los costos. Los que no lo hagan, dispondrán del beneficio básicamente ya de cara a la cosecha de soja, maíz y sorgo.

Para sembrar una hectárea de soja se usan ocho litros de gasoil con las tecnologías siembra neumática, placa doble disco o chorrillo doble disco, y de siete litros con la de chorillo mono disco.

El litro de gasoil ($ 39,90) hoy se sitúa en US$ 1,66 a razón de $ 24 por dólar. Sembrar una hectárea requiere US$ 13,28. El 5% es US$ 0,664. Tomando ese valor como ahorro por hectárea y dado que restan sembrar 450 mil de un total de 1,5 millones hectáreas, se llega al ahorro de US$ 298.800.

Maisterra dijo que la cosecha de cultivos de invierno –trigo y cebada– casi concluyó, queda apenas 5% o un poco más.

En ese caso el ajuste llega tarde, sin que se aproveche un impacto mayor que en la siembra, pues para recoger trigo o cebada se precisan unos 12 litros por ha.

En relación al área de verano, señaló que el sorgo se plantó casi todo, lo mismo que el maíz, en tanto que en soja ya se sembró casi el 100% del área de primera y queda 30% de segunda.

La Federación Rural emitió un comunicado donde afirma que “en un año en que tanto la agricultura como la lechería han sufrido un fuerte deterioro de sus precios, una rebaja en el precio del gasoil ayudaría mucho a recuperar su competitividad y mantener su actividad” (ver aparte).

El presidente de la Asociación Rural de Soriano, Jorge Andrés Rodríguez, dijo a El Observador que el nivel del  impacto de una rebaja del gasoil, que será muy bienvenida, dependerá de cada sistema productivo o labor.

Agregó que en el caso de los fletes, el gasoil es el 45% del costo del servicio. Pero en un establecimiento agrícola ganadero el costo principal es el arrendamiento de la tierra y otros relevantes son mano de obra, insumos, tributos y amortización de la maquinaria, significando el gasoil como mucho 10% del total.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios