El año del documental uruguayo

Documentales deportivos, el regreso de realizadores históricos del género como Mario Handler y proyectos vinculados a músicos históricos anticipan un gran año para el género a nivel local
Por Matías Castro

Al menos siete documentales uruguayos tienen estreno planificado en distintas pantallas y formatos, en lo que bien puede convertirse en un pico histórico para el género en el país. Entre los posibles títulos hay de todo, incluyendo el regreso de dos figuras clave para la historia del documental como Mario Handler y Ferruccio Musitelli.

El primero de los estrenos -y sin duda uno de los que más interés concita dentro de las producciones del género- será El mundo de Carolina, que se presentó este jueves pero que se exhibirá regularmente a partir del 31 en el Life Cinemas 21, el ex cine Casablanca. Esta película, dirigida por la inquieta pero poco difundida Mariana Viñoles, cuenta la historia de una chica con síndrome de Down que está enamorada y busca independizarse y crecer. La historia, que está contada a lo largo del tiempo y a través de conversaciones muy íntimas con ella, trata también sobre su relación con la propia realizadora.

Viñoles cuenta que todo empezó en 2011 cuando se dedicó a registrar el trabajo de una escuela de baile para personas con síndrome de Down. Entre ellos estaba Carolina. Pero después de filmarlos durante un tiempo desistió, "porque a pesar de las imágenes hermosas no encontraba la historia para contar" explica. Y recuerda: "Si bien había entrevistas, no me había animado a cruzar la barrera imaginaria que nos separa. Y lo hice cuando decidí filmar a Carolina donde siempre me recibía, en el comedor. Esto implicó poner una cámara ahí e incursionar un poco en su mundo. El primer momento fue un poco incómodo. Estuve tres días filmando, siempre en el primer plano con el que abre esta película. Ahí me di cuenta de que esa era la película que quería hacer: ella en su mundo y, por otro lado, la historia del vínculo entre nosotras".

Viñoles ha dirigido cinco documentales en los últimos once años con difusión bastante despareja en Uruguay, pero nunca ha dejado de filmar de modo independiente y sin esperar premios o fondos para continuar. Esta cineasta formada en Suiza cuyo trabajo ella misma prefiere definir como "de formato clásico", tiene una mirada propia sobre asuntos sociales y políticos que siempre apunta al costado humano y ha recibido varias distinciones. El mundo de Carolina ya fue estrenada con éxito en el Festival Internacional de Documentales de Amsterdam, uno de los más prestigiosos del mundo; también se exhibió en el Festival de Cartagena y esta semana se exhibe en un festival de cine de mujeres en Francia.

Quien no ha dejado de filmar es Mario Handler, conocido realizador de documentales tan provocativos y disímiles como Aparte (2002) y Me gustan los estudiantes (1968) que, a sus ochenta años está de estreno. Su documental Columnas quebradas se podrá ver a partir del 9 de junio en la sala Zitarrosa y en Cinemateca Pocitos, y repasa la historia de varios obreros en este siglo. Dentro de muy pocos días se lo podrá ver en el Festival Internacional de Cine de Cinemateca.

el año del doc1

"El obrero es una persona multidimensional, y así se muestra" explica la presentación que hace el Instituto de Cine sobre esta película. "Cada individuo es un mundo: errada o cierta, sectaria o anárquica. La lucha de clases no es simple, se manifiesta de muchas maneras, no todas comprensibles. Estas escenas ilustran contradicciones, a menudo insinuaciones o indicaciones de posibles verdades, pero la única verdad que se muestra es la de la existencia real a trazos, desde minucias vitales hasta panoramas posibles".

Por otra parte, este 19 de abril se presentará en la sala Zitarrosa la película El hombre congelado, de Carolina Campo Lupo. Luego de eso podrá verse en la Cinemateca Pocitos, aunque sin fecha confirmada todavía. Su tema es la Antártida, aunque se ha anticipado que sería un documental atípico, fue filmado a lo largo de una estadía de cuarenta días en la base uruguaya en el continente.

Multitudes, de Mónica Talamás y Emiliano Mazza, se verá en algún momento del segundo semestre. Se trata de un recorrido por ocho fiestas populares uruguayas cuyo punto en común es la fe y la pasión colectiva; desde el Gran Premio Ramírez hasta Iemanjá, San Cono o la Marcha del Silencio. Un punto interesante es que los directores invitaron a otros seis realizadores para aportar sus miradas sobre esas fiestas, y entre ellos se incluirá un trabajo del fallecido Ferruccio Musitelli, fotógrafo y figura referencial del cine uruguayo.

Los estrenos en la sala Zitarrosa, en el Cine Casablanca y en Cinemateca Pocitos son parte de una tendencia del cine nacional a buscar otras pantallas, por fuera de los complejos del circuito comercial. El documental DF10, sobre Forlán, que se verá a partir de noviembre, es parte de este camino ya que su director, Federico Lemos (también hizo Gonchi en 2015), la exhibirá en un ciclo de cine al aire libre con equipos que funcionan con energía solar. Esto se hará en el marco de una gira de un mes y medio que recorrerá plazas y espacios públicos del Interior.

Hay algunas producciones más que, según sus productores y realizadores, tienen grandes chances de estrenarse este año. Una de ellas es Mirando al cielo, de Guzmán García. Su tema es la relación entre los integrantes de un grupo de teatro comunitario. García fue guionista del documental Maracaná (2014), cuyos directores, Sebastián Bednarik y Andrés Varela, son productores en este caso.
Otra de las destacadas que apuntan a este año es Guitarra Blanca, montaje de una serie de filmaciones inéditas de Alfredo Zitarrosa tras el exilio. Aldo Garay (dirigió La espera en 2002 y El hombre nuevo en 2015) se encargó de la digitalización de los VHS con las imágenes históricas y su montaje.

Finalmente, otras dos que pueden llegar este año son también musicales: De la Aduana a Nashville, sobre Jorge Nasser y Libres en el sonido, un documental pensado para la TV sobre la compositora y musicóloga argentino-uruguaya Graciela Paraskevaídis dirigido por Ricardo Casas, documentalista de Palabras verdaderas, sobre Mario Benedetti (2004).

Populares de la sección