El asesinato que impactó a Argentina en 2002 vuelve a quedar sin resolución

Carlos Carrascosa fue absuelto por la muerte de su esposa, María Marta García Belsunce, luego de 12 años de prisión

La Justicia anuló la condena del viudo de María Marta García Belsunce, Carlos Carrascosa, quien fue acusado de asesinar a su esposa en el año 2002, crimen que en su momento azotó a la alta sociedad argentina.

García Belsunce, de 50 años, fue encontrada sin vida el 27 de octubre de 2002 en la bañera de su casa, ubicada en un exclusivo condominio en Buenos Aires. La familia declaró que la víctima había resbalado, y debido al golpe perdió la consciencia y se ahogó. A pesar de esto, en 2009 la justicia argentina sentenció a su esposo Carlos Carrascosa a cadena perpetua, acusado de ser el único autor del crimen.

Catorce años más tarde del crimen que nunca fue resuelto del todo y que impactó al país vecino en medio de la peor crisis económica y social de las últimas décadas, la condena contra Carrascosa fue anulada este martes por la Cámara de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires, así como la sentencia de cinco años y medio que recibió en 2007 por encubrimiento.

"Terminó absuelto" porque "no hay ninguna prueba que lo señale a Carrascosa como el autor de la muerte de su mujer", explicó su abogado, Fernando Díaz Cantón, en declaraciones al canal Todo Noticias. Carrascosa cumplía arresto domiciliario desde 2005. Con la resolución actual, el caso vuelve a quedar impune ya que no se han hallado responsables.

Según afirmó el diario argentino La Tercera, desde un comienzo la familia de García Belsunce planteó el caso como accidental, incluso su hermano, Horacio García Belsunce, en su momento pidió a la policía que no acudiera al hogar para respetar el duelo, motivo por el cual se vieron retrasadas tres días las pruebas policiales y la autopsia.

Dos semanas después de que el cuerpo fuera velado y enterrado, un medio hermano de la víctima, Juan Hurtig, contó a un fiscal que había encontrado en el baño un "pituto" que tiró por el water. Luego de que revisaran el pozo ciego encontraron que el objeto al que se refería Hurtig era una bala calibre 32. El cuerpo fue exhumado y se comprobó que la mujer había recibido cinco balazos en la cabeza.

"Esperamos 14 años a que esto pasara, 14 años de pesadilla, de difamaciones que las sigo escuchando todavía", afirmó Horacio García Belsunce en declaraciones al mismo canal, quien agregó que "siempre" creyó en la inocencia de Carrascosa, y criticó las resoluciones que se emitieron durante todos estos años.

El hermano de la víctima afirmó que Nicolás Pachelo e Inés Dávalos, un matrimonio del "country", podían tener responsabilidad en el caso. Marta García Belsunce mantenía varios cruces con ellos debido a la muerte de un perro. Asimismo, sostuvo que en el baño se había encontrado una mancha de sangre de una mujer que no era de su hermana, pero "nunca se le quiso hacer la extracción" a Dávalos, su vecina.

Según señaló La Tercera, Carrascosa demandó al Estado argentino ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en 2010, alegando que muchos de los derechos y garantías del debido proceso legal contemplados en la Carta Interamericana habían sido violados en su caso".


Populares de la sección