El astorismo sale al interior a propalar los logros del gobierno

El Frente Liber Seregni intentará, nuevamente, reactivar su funcionamiento
El Frente Líber Seregni (FLS) ha marchado a los tumbos desde las últimas elecciones nacionales y los intentos de "relanzarlo" para aceitar su funcionamiento han resultado casi vanos. Por eso, en un nuevo impulso por reactivar la militancia en esa fuerza de "izquierda moderna" liderada por el ministro de Economía, Danilo Astori, el FLS resolvió que sus dirigentes salgan a recorrer el país para escuchar propuestas y difundir los logros del gobierno, al tiempo que buscarán ordenar una agenda legislativa que los distinga dentro del Frente Amplio.

La decisión fue adoptada el pasado miércoles 28 por parte de la Agrupación de Gobierno del grupo, dos días después de que el diputado y exintendente de Maldonado, Oscar de los Santos (Alianza Progresista), advirtiera en El Observador que el FLS corre riesgo de romperse si Astori no adopta decisiones drásticas.

"La existencia del Frente Líber Seregni está en tela de juicio. Si Astori no genera un real espacio de diálogo el sector se extinguirá", advirtió el legislador.

En tanto, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri (Nuevo Espacio), dijo a El Observador que "la presencia activa de un sector de izquierda moderna es fundamental para el Frente Amplio".

"También es importante el fortalecimiento del MPP y del resto de los sectores del Frente", matizó Ferreri. Informó que un representante de cada sector del FLS (Asamblea Uruguay, Alianza Progresista y Nuevo Espacio) formarán un grupo de trabajo que se encargará de aconsejar una agenda de futuras recorridas y propuestas. El FLS se ha comportado como uno de los sectores más "oficialistas" del gobierno y su presencia se ha convertido en un importante apoyo para el presidente Tabaré Vázquez quien frecuentemente es apurado por el MPP y sus aliados para que le de un giro a la izquierda a su gestión.

El astorismo había encontrado en el Partido Socialista un aliado bastante estable en la defensa a rajatabla del gobierno pero las elecciones internas en esa colectividad generaron un corrimiento de fuerzas en la que los denominados "ortodoxos" o "removedores" –más críticos con el gobierno– ganaron importantes parcelas de poder.

El FLS cuenta con 10 legisladores y con tres ministros, Astori (Economía), Rodolfo Nin Novoa (Relaciones Exteriores) y Liliam Kechichian. Los dos últimos pertenecen a la Alianza Progresista.
Astori, de 76 años, no ha descartado presentarse en las próximas internas partidarias para pugnar por la candidatura presidencial del Frente Amplio. Sin embargo, en el FA advierten que ese paso daría pie para que el expresidente José Mujica, de 81 años, le dé batalla y se postule para un segundo mandato.

Esa polarización, sostienen en amplios sectores de la izquierda, sería funesta porque demostraría que el Frente no tiene capacidad de renovación.
Ante esta situación, surgen algunos movimientos internos incipientes en el FLS como el que explora la posibilidad de crear un grupo de opinión en torno al presidente del Banco Central, Mario Bergara.
Consultado por el semanario Crónicas Económicas acerca de la posibilidad de que intente postularse a la Presidencia de la República, Bergara contestó: "Son cosas que la vida dirá. Hay procesos políticos que tienen que analizarse. Pero no es algo que me quite el sueño".

Populares de la sección