El astorismo se blinda para defender sus posturas en el FA

Reuniones mensuales de ministros y legisladores; preocupa situación del PS
El ya perceptible fin de la bonanza económica de los últimos diez años –que capitalizó Danilo Astori como cara visible– y un incipiente corrimiento del Frente Amplio hacia posturas menos "oficialistas", han puesto en guardia al Frente Liber Seregni (FLS) y lo obligan a cerrar filas más allá de sus diferencias internas.

Por lo pronto, el sector resolvió reunir a sus ministros y legisladores al menos una vez por mes para que no haya diferencias ostensibles entre lo que se dice y se hace a nivel del Parlamento y lo que se lleva a cabo desde el Poder Ejecutivo.

Paralelamente, seguirán con atención los posibles cuestionamientos que surjan desde la propia izquierda hacia la gestión de sus figuras más representativas, dijeron a El Observador fuentes del FLS.

Esta agenda viene a concretar la decisión de Astori (Asamblea Uruguay) de "relanzar" uno de los espacios de más peso de la izquierda y que, según él mismo admitió, había ingresado en una etapa de "anomia total".

El 14 de abril se concretará una nueva reunión de los máximos dirigentes del sector, quienes se habían encontrado el 10 de marzo luego de más de un año de desconexión.

Pero, además, en el FLS existe preocupación acerca de los cambios que se han dado en el Partido Socialista (PS), colectividad que fue su aliada en la defensa de las posiciones del Poder Ejecutivo ante los cuestionamientos de los sectores más volcados a la izquierda. En las últimas elecciones internas del PS los "ortodoxos" ganaron importantes parcelas de poder en detrimento de la más oficialista corriente "renovadora".

La senadora Daniela Payseé (Asamblea Uruguay) dijo a El Observador que, por ahora, las reuniones del FLS tienen como cometido la coordinación entre las tareas de los legisladores y los ministros, y no incluyen en su agenda la lectura política de lo que ocurre en la interna del FA.

Sin embargo, fuentes del sector señalaron que la campaña hacia las elecciones internas del FA servirán para cohesionar al bloque que integran Asamblea Uruguay, la Alianza Progresista (AP) y el Nuevo Espacio (NE). Hasta las elecciones internas del 29 de mayo, esos tres sectores coincidirán en actos públicos de respaldo a la candidatura de Javier Miranda.

El jueves 31 los legisladores del sector visitaron al canciller Rodolfo Nin Novoa para ponerse al tanto sobre la gestión de la cartera, luego de que el jerarca fuera cuestionado por parlamentarios del Movimiento de Participación Popular (MPP) y del Partido Socialista (PS) pertenecientes a su ala "ortodoxa".

Aliados


En encuentros informales entre legisladores de Asamblea Uruguay, se consideró que la consolidación del FLS como un sector de poderío dentro del Frente Amplio se torna imprescindible en esta etapa en la que la izquierda se ve azotada por cuestionamientos diversos de parte de la oposición.

Además, en AU consideran que en las etapas de desaceleración económica es cuando más afloran las diferencias internas y cada sector trata de buscar soluciones a través de su filtro ideológico. Hasta el momento, el FLS se ha comportado como uno de los sectores más "oficialistas" del gobierno y su presencia es una garantía para el presidente Tabaré Vázquez que, cada dos por tres, se ve tironeado hacia la izquierda por el MPP y sus aliados.

El astorismo había encontrado en el Partido Socialista un aliado bastante estable en la defensa a rajatabla del gobierno. Pero la reciente elección interna del PS generó en esa colectividad un corrimiento de fuerzas en la que los denominados "ortodoxos" o "removedores" –más críticos con el gobierno– ganaron importantes parcelas de poder.

En el último congreso socialista realizado a mediados de diciembre los "removedores" lograron aprobar un documento en el que, entre otras cosas, se plantea la necesidad de una reforma tributaria que aplique mayores impuestos a las grandes ganancias y al capital; se reclama revisar las exoneraciones impositivas previstas en la ley de inversiones, y los subsidios a la enseñanza privada y a las zonas francas.

El FLS cuenta con 10 legisladores y con tres ministros, Astori (Economía), Rodolfo Nin Novoa (Relaciones Exteriores) y Liliam Kechichian, ambos pertenecientes a Alianza Progresista.

Populares de la sección

Acerca del autor