El BROU habilitó en ocho meses más de 100.000 cuentas sueldo

Economía espera que rebaja adicional de IVA "potencie" uso de tarjetas de débito
La ley de Inclusión Financiera habilitó desde octubre pasado a que las personas que todavía no cobran su salario vía banco puedan hacerlo seleccionando una institución financiera o emisor de dinero electrónico, donde el empleador deberá depositarle el dinero.

Entre octubre del año pasado y mayo de 2016, solo a través del Banco República (BROU) se habilitaron 100 mil nuevas cuentas. Aunque todavía las autoridades no manejan cifras respecto a la evolución en el sector privado, el coordinador del programa de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía (MEF), Martín Vallcorba, dijo a El Observador que la apertura también vienen a buen ritmo.

El asalariado tiene plazo hasta junio para seleccionar un banco o institución emisora de dinero electrónico. Vencido ese plazo y por un lapso de tres meses, será el empleador quien podrá hacer la elección si antes el trabajador no la hizo. La ley también contempla la posibilidad que, de común acuerdo con su patrón, el trabajador continúe recibiendo el pago en efectivo hasta mayo de 2017 como plazo límite. Quienes ya cobran por medio de cuenta bancaria podrán cambiar de institución a partir de octubre de este año.

De acuerdo a estimaciones manejadas por el MEF a fines de julio pasado, alrededor del 50% de los trabajadores no cobra su sueldo a través de una cuenta bancaria (unas 800 mil personas).
Las cuentas sueldo no tienen costo de apertura, mantenimiento ni saldo mínimo y están asociadas a una tarjeta de débito en el caso de los bancos. Además, las consultas de saldo son gratis, y es posible hacer hasta cinco extracciones de dinero y ocho transferencias sin costo por mes para el usuario.

Rebaja adicional de IVA


Por otro lado, Vallcorba señaló ayer que la rebaja adicional de 2 puntos de IVA para los pagos con débito y medios electrónicos que está propuesta para 2017 "va a potenciar" el uso de estos instrumentos. En ese sentido, destacó que la cantidad de transacciones con débito se multiplicó por 10 a abril de este año en comparación a igual mes de 2014. Esa nueva rebaja va a contribuir sin dudas a que siga aumentando el uso de los medios electrónicos", dijo Vallcorba durante una conferencia sobre ahorro y microahorro organizada por la cooperativa Fucerep en el hotel Sheraton.

El jerarca recordó que cuando en agosto del año pasado se redujo la devolución de IVA de 4 a 3 puntos en pagos con débito hubo cuestionamientos respecto a que la medida podía revertir el uso del plástico. "La realidad demostró que no, porque lo que se está procesando a partir de los incentivos fiscales es un cambio cultural en la forma de hacer los pagos", dijo. En la actualidad existen unos 45 mil terminales POS en todo el país y se estima que entre 800 y 1.000 comercios por mes están incorporando el uso de medios electrónicos. Vallcorba informó que próximamente se ofrecerán nuevos incentivos para "premiar de mayor manera" la instalación de los aparatos en pequeños comercios del interior y la periferia de Montevideo.

Además, el MEF prevé enviar al Parlamento un proyecto de ley a través del cual los comercios que aceptan débito no podrán exigir pago mínimo. En relación al uso del débito en las redes de pagos, Vallcorba dijo que hoy todo el sistema acepta la tarjeta del BROU, y es intención de las autoridades que se extienda al resto de tarjetas, aunque eso depende de acuerdos entre privados.

Según los últimos datos publicados por el Banco Central (BCU) en el segundo semestre de 2015, el 25% de los pagos realizados por los uruguayos se hicieron por medios electrónicos. Un año antes alcanzaban el 17%. La referencia anterior a la implementación de los descuentos de IVA a la compra con tarjetas de débito y crédito, en agosto de 2014, es el primer semestre de ese año, cuando 16% de los pagos se realizaban a través de medios electrónicos.

Por su parte, el presidente del BCU, Mario Bergara dijo ayer que si bien la ley de Inclusión Financiera es "bastante intrusiva en la conducta ciudadana", porque establece obligaciones y prohibiciones, tiene "fundamentos adecuados" que guardan "equilibrio con las necesidades del país y en particular con los segmentos de personas con menores ingresos".

Retiro de efectivo


Otra línea en la que trabaja Economía apunta a que cualquier comercio que tenga un POS puede, al mismo tiempo, ofrecer pequeñas cantidades de efectivo a sus clientes. Esa solución se conoce como cashback y permite que con la tarjeta de débito se puedan realizar pequeños retiros de dinero en los comercios. Entre otros puntos, Economía y el BCU deben definir el tope de ese retiro. Esa solución permitirá multiplicar de manera exponencial los puntos de retiro de dinero. El monto máximo sería de alrededor de $ 500. Los comercios y los emisores de tarjetas tendrán que anunciar en cada caso si ofrecen ese servicio adicional.

Populares de la sección