El centro logístico que se convirtió en un galpón

Un proyecto que incluía una torre de 20 pisos y una sala de convenciones en el puerto será un simple galpón.
El emprendimiento incluye la construcción de una torre de 22 pisos, donde se instalarán oficinas de negocios para empresas logísticas, restaurantes, centro de convenciones y salas de espectáculos, con sistemas tecnológicos de última generación. Es la primera ampliación vertical del Puerto de Montevideo en su historia". Así anunciaba el sitio web de Presidencia en marzo de 2016 el acuerdo alcanzado entre la Administración Nacional de Puertos (ANP) y la empresa Lobraus. Las obras comenzarían en el segundo semestre de 2016 y estaría operativo para 2017.

Más de un año después de aquel anuncio, las obras nunca comenzaron y el proyecto que se maneja ahora es el de construir un simple galpón, según dijo el ministro de Transporte y Obras Públicas, Victor Rossi, en la comisión de transporte de la Cámara de Diputados y contó a El Observador el legislador blanco Jorge Gandini. "Es una iniciativa privada por US$ 60 millones adjudicada al único que se presentó, porque nadie se podía presentar a construir una torre de 22 pisos, estacionamiento y sala de convenciones", aseguró Gandini.

El legislador cuestionó al ministro y le dijo que si el proyecto original hubiera sido el galpón, otros oferentes se hubieran presentado. "Sí, seguramente me contestó el ministro", contó Gandini. Rossi estaba citado junto con las autoridades de la ANP pero éstas no se hicieron presentes por motivos de agenda. "Es obvio que el puerto va para un lado y el ministro para el otro", agregó el diputado blanco.

Renato Ferreira, el dueño de Lobraus, agasajó con una cena al expresidente José Mujica en mayo de 2014 cuando estuvo en Estados Unidos, y dos veces lo hizo con el presidente Tabaré Vázquez. Primero en noviembre de 2016 en San Pablo y luego en febrero de este año en Alemania cuando cerró un restaurant para recibir solamente al presidente y su comitiva. Gandini solicitó al gobierno que rescinda el contrato porque la empresa paga un canon muy bajo, de US$ 30.000, para el tamaño del terreno que manejan.

Populares de la sección