El cigarro sigue echando humo

El Hotel Sheraton intentó que Joaquín Sabina apagara su cigarro durante la conferencia de prensa que dio el lunes, pero este se negó, dijo a Observa la Gerenta de Relación Publicas, Anabella Jünger

El cigarro de Joaquín Sabina, que llamó la atención de los periodistas en la conferencia de prensa de lunes en el Hotel Sheraton, ya trajo mucha cola. La polémica se da por la posibilidad de que el hotel sea multado por violar el decreto 268/005, que desde 2006 prohíbe fumar en espacios cerrados.

En contacto con Observa, la gerenta de Relaciones Públicas Anabella Jünger dijo a Observa que el hotel solicitó al artista apagar el cigarro, pero éste se negó. “En realidad somos súper respetuosos y cuidadosos con el tema, y jamás tuvimos ninguna violación de la norma hasta ahora. El señor Sabina está en una habitación de fumador, y probablemente le hayan llevado el cenicero por eso”.

“Se le solicitó parar, como siempre lo hacemos en cualquier situación similar, aunque pocas veces tenemos necesidad”, indicó Junger, pero luego se desistió ante la negativa de Sabina. “Tampoco queríamos un problema”, dijo.

La funcionaria del Sheraton indicó además que, pese que no existió hasta el momento alguna decisión oficial del Ministerio de Salud Pública, el departamento legal del hotel ya se encuentra trabajando en el tema, y que “como siempre” se va a respaldar cualquier decisión el ministerio.

En la conferencia, Sabina hizo referencia al hecho al responder a un periodista que le preguntaba sí sabía que estaba violando la ley anti tabaco. “Yo fumo porque acá había un cenicero, ahora no largo el pucho ni loco”, sentenció. En un tono más serio Sabina afirmó que, lejos de ser un “liberal”, creía que el Estado muchas veces regulaba demasiadas cosas y que en un lugar privado (el hotel donde se realizaba la conferencia) no debía estar prohibido fumar. “Igual en mi país son muchos más estrictos”, concluyó.

(Observa)


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios